Dónde bañarse en la isla de El Hierro

Playa, ¿para qué te quiero si tengo El Hierro?

Poza principal del Charco Azul
Las aguas del Charco Azul representan muy bien los colores de la isla.

De aguas cristalinas, colores verde esmeralda y turquesas, recogidas en formas volcánicas imposibles, las piscinas que salpican aquí y allá las costas de El Hierro son mucho más que un lugar en el que refrescarse. Se han convertido en un punto obligado de visita para conocer a fondo la isla y deleitarse con sus maravillas naturales adaptadas por la mano del hombre.

La relativa juventud de El Hierro, en comparación con el resto de islas del archipiélago, hace que las playas sean escasas en sus costas. No presume de eso, lo hace sin embargo de sitios para bañarse donde las formas ondulantes de la lava volcánica, sellada hace miles de años, funciona como recipiente para lagos de aguas límpidas y en constante movimiento, porque de eso se alimentan estas pozas, de las mareas. Se recomienda estar pendiente de ellas a la hora de visitarlas.

Otra zona de baño en el Charco Azul
En el Charco Azul existen otras pozas para el baño además de la principal.

La mayoría de las zonas de baño en El Hierro están habilitadas con merenderos y espacios para tomar el sol o dejar la toalla. Los isleños van a una parte u otra de la isla dependiendo de la proximidad de su vivienda, pero es bueno tener en cuenta que en el sur siempre hace más calor, dependiendo de cuándo se visite, aunque sabiendo que Canarias es un paraíso de clima suave durante todo el año. Hemos dividido las zonas de baño en tres regiones: Valverde, El Golfo y el Mar de las Calmas.

Caminos empedrados de La Caleta
Los caminos empedrados conducen a las instalaciones bien preparadas de las piscinas naturales.
# 1. Valverde

1. Valverde

Coincide que esta región cuenta con más zonas de baños a pie de aparcamiento, o lo que es lo mismo, sin tener que descender por un centenar de escaleras para darse un chapuzón. Amplias y con senderos empedrados que ayudan a llegar a las bajadas preparadas para sumergirse en sus aguas limpias, desde Tamaduste hasta La Caleta son destinos accesibles y bien preparados para toda la familia o para ir uno solo si no tienes el día para caminar. Hay una excepción, el Pozo de las Calcosas, pero la bajada está bien acondicionada y las escaleras están dividas por cómodos tramos. Y el espectáculo del Pozo, visto desde arriba y para sumergirse una vez abajo, bien merece el ascenso que hay que hacer para regresar al coche.

Vista del Pozo de las Calcosas
El Pozo de las Calcosas está acondicionado para todos los públicos.
# 2. El Golfo

2. El Golfo

Esta región de la isla, protegida por las montañas que se alzan en el centro de El Hierro, se encuentra el Valle del Golfo, conocido por sus fértiles tierras donde se cultivan la piña y el plátano debido a un clima más tropical. Sin embargo, en su costa, los acantilados se cortan abruptamente, como paredes negras intentando frenar al mar. En sus bases han dado cabida, con la ayuda del hombre, a unos charcos propicios para el baño, pero muchísimo más para estar al día con el "postureo" en las redes sociales. Aquí, desde el Charco Azul hasta el de La Maceta, uno no se puede saltar ninguna parada, por mucho que para ello haya que bajar y subir un sinfín de escaleras. Hacerlo supondría perderse la esencia misma de la magia de El Hierro. 

Piscinas naturales del Charco de La Maceta
Impresiona el litoral en el que están ubicadas las piscinas de La Maceta.
# 3. El Mar de las Calmas

3. El Mar de las Calmas

En la zona sur de la isla, la más caliente, se encuentra la cala con más éxito de la isla: Cala de Tacorón. Debido al clima y a su ubicación, en la reserva marina, es difícil que esta zona de baño no esté concurrida. Aún así, hay lugar para todos y un chiringuito en la parte alta que invita a quedarse buena parte del día bajo el sol y refrescarse en sus aguas. Antes, eso sí, de ir a comerse un pescadito a La Restinga y hacer honor a los pescadores de la isla.  

Aguas cristalinas y frescas de las piscinas naturales de Tacorón
Tacorón es siempre un acierto garantizado.

Más en Cabildo de El Hierro