‘Paddle surf’ en el Pantano de San Juan (Madrid)

California en plena sierra madrileña

Yucalcari paddle surf
'Yucalcari ' acerca el 'paddle surf' a la sierra de Madrid en el Pantano de San Juan. Foto: Yucalcari

El paddle surf es una actividad prima hermana del surf que, desde hace casi diez años, está consiguiendo muchos adeptos no solo por los beneficios físicos, sino también porque puede practicarse sin necesidad de olas. El Pantano de San Juan es uno de los enclaves donde aprender y practicar este deporte en Madrid, y aquí te contamos todas las claves para iniciarse en esta disciplina deportiva tan de moda.

Los orígenes del paddle surf se remontan a la antigüedad, cuando las tribus de la Polinesia utilizaban barcas estrechas para salir de pesca. En ellas, los pescadores se ponían de pie y se ayudaban con un remo para avanzar. Ya en los años 60, en las playas hawaianas, los monitores de surf -o beach boys, como así se les llamaba-, utilizaban remos de canoa para dirigir a sus grupos de alumnos. Poco a poco, la técnica se fue introduciendo durante aquellos días en los que apetecía practicar algún deporte y el océano estaba tranquilo, pero no fue hasta la década de los 90 cuando el paddle surf adquirió identidad propia y se popularizó en playas de medio mundo.

Lugares donde bañarse en Madrid - Una de las playas del pantano de San Juan
Una de las playas del pantano de San Juan. Foto: Hugo Palotto

Mejora la tensión arterial, el equilibrio y la masa muscular, ayuda a respirar mejor y a adquirir una mayor destreza, permite conocer gente nueva y se puede practicar en agua dulce o salada, siempre y cuando haya un establecimiento donde alquilar el equipo… Sí, el paddle surf, llamado también stand up paddle (bajo sus siglas SUP) tiene muchos beneficios. 

Paddle surf Madrid
Las acrobacias sobre la tabla son pan comido cuando se controla el equilibrio. Foto: Yucalcari

“Primero, porque la posición es mucho más relajada y más versátil que al ir sentado en una piragua, que al final, después de estar mucho tiempo en la misma posición, vas a tener calambres o dolores articulares; y segundo porque, como ocurre con todas las cosas nuevas… atrae”. Jorge Blas es profesor de educación física y monitor de ‘Yucalcari Aventura’, un centro de ocio de aventura al aire libre situado en el Valle del río Alberche, en el Pantano de San Juan, donde se inician los madrileños en este deporte tan solicitado últimamente, pero que empezó a entrar en nuestros ríos, pantanos, costas y lagos hace casi diez años. 

Más fácil que el 'surf'

“En los embalses donde está permitida la navegación se suele realizar paddle surf, que en la Comunidad de Madrid, realmente no son muchos. El Pantano de San Juan y el Atazar son los más conocidos, aunque en el de San Juan es el único en el que está permitido el baño y, como al final lo que la gente quiere es navegar y bañarse, pues en los demás puedes practicar paddle surf como un deporte acuático más, pero como baño nunca vas a poder meterte en el agua, al menos de manera legal”. En cuanto llega el buen tiempo, el teléfono no para de sonar. “Está muy relacionado con la meteorología”.

Las aguas del Guadalquivir forman una superficie plana perfecta para el 'paddle surf'.
El paddle surf, llamado también stand up paddle (bajo sus siglas SUP) tiene muchos beneficios. Foto: Javier Sierra

Jorge también asegura que uno de los puntos clave por los que ha calado esta disciplina entre los amantes de los deportes de agua ha sido porque es mucho más fácil de practicar que el surf. “El SUP nace del mundo del surf, pero es mucho más fácil de practicar y menos agotador, ya que permite palear para coger la ola y no hay que estar nadando permanentemente. Por eso se ha convertido en un deporte muy recreativo en aguas tranquilas”. 

Pero no hay que olvidar que su lado más vistoso y espectacular se encuentra en las costas y, antes de lanzarse a pillar las olas en playas de Pontevedra, Ibiza, Cádiz, Huelva o Cantabria, por ejemplo, es recomendable hacer algún taller previo en aguas tranquilas para familiarizarse con el equipo y la técnica. “No es fácil manejar la tabla cuando hay olas”, asegura Jorge. “Incluso en aguas tranquilas, a la gente le cuesta adaptarse, pero un curso de una hora es suficiente para navegar. Otra cosa es ya hacer cabriolas y acrobacias”. 

Un curso para mejorar el aprendizaje

La propuesta de bautismo -que cuesta 35 euros por persona- de ‘Yucalcari’ dura dos horas. Durante la primera, los grupos -que no sobrepasan las seis u ocho personas- reciben, por parte de un monitor, todos los conocimientos necesarios enfocados a conseguir la destreza necesaria y, durante la segunda, los alumnos ponen en práctica de manera autónoma todo lo aprendido. “Más que recomendable, hacer un curso de iniciación es muy útil”, puntualizan. “Es útil porque la curva de aprendizaje mejora muchísimo. Cuanto mejor te formes, más disfrutarás. Soy profesor de educación física y eso se me nota un poco en la forma de hablar. Puedes aprender de forma autodidacta, pero si te enseña alguien, evidentemente, vas a aprender más rápido y, cuánto más se sabe de algo, más se disfruta. Esto es como el ajedrez, si no sabes jugar es un rollo, pero si alguien te enseña pues al final es apasionante”.

Yucalcari Madrid
Este deporte tiene origen en los monitores de 'surf' hawaianos. Foto: Yucalcari

Además de saber nadar y de tener ganas de aprender y de pasarlo bien, la práctica del paddle surf requiere algunas recomendaciones como aplicar protección solar elevada, vestir un bañador cómodo, llevar una bolsa impermeable si quieres guardar el móvil y subir una foto en Instagram, o unos calcetines de neopreno para evitar rozaduras si se cae sobre un suelo rocoso. Pero hay algo que es esencial: el chaleco salvavidas.

En la playa de Virgen de la Nueva, en el pantano de San Juan, se puede practicar todo tipo de deportes acuáticos. Foto: Hugo Palotto
En la playa de Virgen de la Nueva, en el pantano de San Juan, se puede practicar todo tipo de deportes acuáticos. Foto: Hugo Palotto

“La precaución es la de siempre, tener sentido común”, recalca Jorge. “Y es una cuestión válida no sólo en nuestra agencia, sino también en todos los sitios a los que vayas. Lo que más hemos detectado en el público que viene a hacer SUP por su cuenta, con sus tablas y remos, es que muchos de ellos no se ponen el chaleco. Y esto es como el cinturón de seguridad en el coche, no arrancas si previamente no te pones el cinturón. Nunca sabes cando vas a tener un desmayo, un desfallecimiento, un síncope o algún tipo de percance… Oyes comentarios tipo yo controlo, pero, repito, esto es como conducir, nunca sabes cuándo vas a tener un accidente. Esa es la mayor precaución, al margen de evitar las horas centrales del día, no tirarse desde la tabla como si esta fuera un trampolín, porque te tiras en un pantano y nunca sabes si debajo hay piedras o no”.

Disciplinas paralelas

Una vez que se ha adquirido práctica, el SUP puede practicarlo gente de todas las edades. “Todo lo relacionado con el turismo activo funciona como una campana de Gauss”, dice Jorge. “En su zona central siempre te vas a encontrar gente entre los 18 y los 40. A partir de esa edad, cuanto mejor llevados estén los años, hay una mayor posibilidad de que sigan en esto, pero claro, decae mucho. También influye mucho el que los intereses en la vida cambian”. Jorge cuenta que han llegado a tener alumnos de 60 o 65 años que buscan realizar una actividad física original y atractiva que, practicada en aguas tranquilas, puede ser muy relajante. “En ríos represados, lagos o pantanos donde las aguas son tranquilas vas disfrutando del paisaje y del paseo”.

El plan es de los más divertido si vas con amigos. Foto: Carlos Gómez.
El plan es de los más divertido si vas con amigos. Foto: Carlos Gómez.

Aunque los atletas ya se atreven con otras disciplinas más extremas, como el descenso en aguas bravas, pero es una modalidad muy reducida porque la dificultad técnica que acarrea es enorme. “En una piragua puedes pivotar, voltear.., mientras que en aguas bravas la tabla sale por un lado y tú por otro, e incluso es peligroso”. Desde luego, sólo es apto para deportistas de élite. 

¿Cuál es tu próxima escapada cerca de casa? Foto. Hugo Palotto
Este verano puede ser un buen momento para adquirir experiencias nuevas. Foto: Hugo Palotto

Aunque existen muchas competiciones y campeonatos de paddle surf -desde SUP Olas hasta SUP Resistencia, pasando por SUP Velocidad e, incluso, SUP Larga Distancia- auspiciadas por la Federación Española de Surf . “El surf y el paddle surf son dos disciplinas paralelas que están obligadas a entenderse y, al final, a quien le gusta, acaba tocando todos los palos porque es una forma de buscar estímulos distintos y evitar la monotonía”, finaliza Jorge. Este verano puede ser un buen momento para adquirir experiencias nuevas.

‘YUCALCARI AVENTURA’ - Carretera Virgen de la Nueva, s/n. San Martín de Valdeiglesias, Madrid. Tel. 617 70 92 74.