Ruta en bicicleta por Madrid Río y el Paseo Fluvial del Manzanares

El Manzanares a pedales

Ciclistas recorriendo el Paseo Fluvial del Manzanares, en Madrid.
El Paseo Fluvial del Manzanares gusta tanto a peatones como a ciclistas.

Pocos placeres hay en esta vida comparables a un simple paseo en bicicleta. Sentir el viento en la cara abre en un segundo una puerta de las muchas que cerramos en la infancia. Madrid se deshace en decenas de rutas por las que volver a montar en bici para evocar esa sensación o, simplemente, para escapar de la ciudad sin salir de ella. Te proponemos una experiencia de dos horas por Madrid Río y el Paseo Fluvial del Manzanares.

Sol, ganas de naturaleza, agua y crema solar. Serían los imprescindibles para esta ruta diseñada para recorrer unos 20 kilómetros a lo largo de Madrid Río y el Paseo Fluvial del Manzanares. Ahora que ya han llegado las temperaturas veraniegas, se aconseja arrancar temprano o salir a última hora de la tarde, en cualquier caso evita cargar la mochila hasta los topes. Si quieres hacer un pequeño almuerzo o una merienda, recuerda que con una pieza de fruta y un sándwich sería suficiente. Después, solo hay que aprender a mirar con esa sensación de libertad que te da poner los pies en los pedales. 

Varias bicicletas aparcadas juntas en Madrid Río.
Llevar el equipo apropiado es importante antes de emprender una ruta.

Nosotros realizamos nuestra experiencia un sábado de junio con 'Rutas Pangea', especializados en itinerarios en bicicleta y alquiler de las mismas por horas o días, siempre con su correspondiente casco. Para reservar una salida, se necesita un mínimo de dos personas y un máximo de 25. Hoy nos hemos juntado una decena de bicicleteros. Moverse en pelotón tiene sus ventajas, entre ellas, la seguridad con la que circula el grupo en carretera; o las fuerzas extras que insufla la compañía de otros cuando pesan las piernas. "Solo hay que recordar que el compañero que va delante puede frenar o reducir la velocidad y nosotros mismos debemos tratar de ser previsibles en todo momento. Los problemas normalmente surgen cuando nosotros u otro hace algo inesperado, un giro o un movimiento brusco", explica Jesús Blázquez, guía de 'Rutas Pangea'.

Ciclistas a la entrada del Invernadero del Palacio de Cristal de Arganzuela.
El Invernadero que hay en las instalaciones de Matadero, primera parada.

El viaje, de pocas pendientes y escasa dificultad, arranca precisamente en la oficina de 'Pangea' (paseo Yeserías, 15). El primer destino es 'Matadero', la gran apuesta cultural de la zona Madrid Río. Merece la pena darse una vuelta por sus instalaciones, especialmente, por su poco conocido Invernadero del Palacio de Cristal de Arganzuela. Este jardín botánico está abierto por las mañanas, de martes a domingo, y casi siempre está vacío. "Es un sitio curioso, cuando atraviesas sus puertas desaparece el ruido y es como si no estuvieras en Madrid. Además poca gente lo conoce", asegura Jesús en esta primera parada obligatoria.

Ciclistas entre Madrid Río y el Paseo Fluvial del Manzanares.
La recuperación de estos espacios ha favorecido a los barrios colindantes.

Abandonamos Madrid Río para entrar en el Parque Lineal del Manzanares por el paseo fluvial. La recuperación del río madrileño, más allá de Madrid Río, ha supuesto una mejora automática en los barrios cercanos de Arganzuela y Villaverde. El guía lo resume así: "El Manzanares ha dejado de ser una cloaca para convertirse en un entorno bastante agradable. Entonces, hay que ver, más allá del valor del espacio, lo que ha supuesto la recuperación de este lugar para los barrios cercanos". 

Mujer sola en bicicleta.
El recorrido parece sacarte de la ciudad gracias a la vegetación.

Cuesta imaginarse los distritos de los que habla Jesús mientras avanza la bicicleta. Las sombras aguardan pacientes bajo los árboles inquietos por el viento. El pavimento está en buen estado en la mayor parte del trayecto. Cuando una pendiente tenue desaparece para dar paso a otra de cierta importancia, llega un nuevo alto en el camino. No hay tiempo para rendirse. Justo estamos donde "el Manzanares tiene una peculiaridad y es que está en una zona muy plana, desde aquí hasta Aranjuez el desnivel es muy pequeño en el valle del río".

Parada en los paneles informativos del Paseo Fluvial del Manzanares.
Parada del grupo ante los paneles informativos del Paseo Fluvial del Manzanares.

Desde este punto se alcanza a oír los coches que pasan por la carretera cercana. Dan ganas de seguir y huir de este ruido que nos aleja del propósito de despejar la cabeza de la vida urbana. Los ciclistas se ponen en marcha sobrepasando un puente, donde está marcado el camino hacia el Monasterio de Uclés. El sonido suave del viento junto al arrullo del río mantienen la velocidad a nivel de paseo. Este paso propicia las charlas entre parejas, comentarios entre varios, ánimos de todos cuando hay que apretar un poquito las piernas.

Jesús Blázquez, guía de Rutas Pangea.
Jesús Blázquez, guía de 'Rutas Pangea', explicando el camino al Monasterio de Uclés.

Giramos antes de alcanzar el término municipal de Getafe, donde otro camino permite desviarse para ir hasta San Martín de la Vega. Saliendo de Madrid, está "el Parque Regional del Sureste con una flora muy particular y avistamiento de aves acuáticas. Sus 126 pequeñas lagunas se convierten en invierno en un sitio ideal para ver patos, garzas, cormoranes, gaviotas...", asegura Jesús para animarnos a ir otro día en esa dirección. El camino de hoy nos lleva, sin embargo, de regreso a la zona de Madrid Río.

El Matadero es la apuesta cultural más fuerte de Madrid Río.
El Matadero es la apuesta cultural más fuerte de Madrid Río.

A la sombra, ya de vuelta al Matadero, buscamos un lugar para descansar y memorizar el paseo. Os recomendamos hacer una parada cerca del magnífico puente diseñado por Dominique Perrault. Lejos quedan el ruido del claxon, el humo de los coches, las prisas de las calles... Aquí y ahora, solo el césped, la bici a un lado y el bocata en una mano. Placeres sencillos. De eso hablábamos todo este tiempo.

'RUTAS PANGEA' - Paseo de las Yeserías, 15. Tel. 915 17 28 39.
Paseo con Madrid al fondo y ciclistas.
Despejar la mente es más fácil con estas vistas de Madrid.

 

Más en Madrid