Un paseo por Mirambel (Teruel) con la actriz Rosana Pastor

Ken Loach y Mirambel: un idilio de cine

ruta tierra y libertad mirambel teruel
Rosana Pastor, la acompañante ideal para la Ruta Tierra y Libertad.

¿Se puede combinar cine, naturaleza, gastronomía, historia, patrimonio y emociones en un mismo territorio? La respuesta es sí. Y si una comarca aúna todo eso es El Maestrazgo y en ella el hermoso pueblo de Mirambel, escenario de novelas de Pío Baroja y del rodaje de películas como En Brazos de la Mujer Madura o la premiada Tierra y Libertad. Precisamente el director esta última, el británico Ken Loach, se encuentra estos días de actualidad por el estreno de su nueva cinta y el premio recibido en presencia de la reina Letizia. Es un buen momento para recordar el rodaje hace 25 años de uno de sus principales éxitos.

Aprovechando el aniversario de este rodaje, viajamos hasta Mirambel con la actriz Rosana Pastor, protagonista de la película en el papel de la miliciana Blanca. Con ella vamos a descubrir la Ruta Tierra y Libertad, un interesante itinerario turístico cultural que ha puesto en marcha el Ayuntamiento de la localidad.

Mirambel es un pueblo pequeño pero reúne un gran valor patrimonial.

Se trata de un pequeño municipio de poco más de 100 habitantes que se encuentra situado en la comarca del Maestrazgo, en el límite entre Teruel y Castellón. Pero que su tamaño no nos lleve a engaños: el patrimonio natural e histórico cultural del municipio es de primera división.

Enclavado entre Teruel y Castellón.

Mirambel ha recibido galardones europeos por su restauración arquitectónica y está incluido en la lista de los Pueblos más Bonitos de España. En palabras de Ken Loach: “Buscábamos una localidad pequeña, sin muchas marcas de modernidad que tuviéramos que disimular para el rodaje”. Mirambel aportó no sólo el escenario natural ideal para recrear un pueblo de los años 30, sino que también proporcionó los actores extras y una memoria histórica local que recoge episodios similares a los narrados en la película. 

Los habitantes formaron parte de la figuración durante el rodaje de 'Tierra y Libertad'.

"Éramos gente del pueblo pero éramos artistas" 

Premiada en Cannes y en los Goya, Tierra y Libertad narra las aventuras de un grupo de milicianos anarquistas en el frente de Aragón durante la Guerra Civil española. Y lo hace con un enfoque original, ya que se centra en la revolución colectivizadora obrera y campesina y en cómo ese intento de transformación social fue sofocado por la propia República. 

Las fotos tomadas durante el trabajo de Ken Loach se pueden ver en la Oficina de Turismo del pueblo.

La Ruta Tierra y Libertad recorre el casco histórico de Mirambel e integra los principales escenarios en los que se rodó la película. El recorrido se encuentra señalizado por diez hitos en forma de estrella en forja. Un plano, una audio-guía en español e inglés y una exposición de fotos del rodaje complementan este circuito cultural por un plató cinematográfico de ensueño: el casco histórico de Mirambel. La exposición se encuentra en la Oficina de Turismo, el antiguo convento de las Agustinas, y las fotos han sido aportadas por los propios vecinos que, en su día, participaron como extras.

La actriz posa en la calle por la avanzan los milicianos durante la película.

Iniciamos la ruta en compañía de Rosana y de Carmen Soler, la promotora de la ruta y actual alcaldesa de Mirambel. Carmen participó además como extra en la película con tan sólo 14 años. Los recuerdos de Carmen y Rosana guían nuestros pasos. “Éramos gente del pueblo pero éramos artistas para él”, explica Carmen sobre el estilo de dirección de Ken Loach, caracterizado por mezclar actores profesionales y aficionados locales y por rodar en escenarios reales.

Siguiendo el asalto de los milicianos

“Esta película me ha traspasado totalmente como persona, no sólo como actriz”, confiesa Rosana, “La participación en Tierra y Libertad supuso para mí una experiencia vital sobre cómo es vivir tomando conciencia social sobre nuestra realidad”.

El campanario de la iglesia de las Margaritas, desde donde disparaba el cura de 'Tierra y Libertad'.

Inmersos en la historia, avanzamos por la calle Iglesia, siguiendo el asalto de los milicianos al pueblo controlado por los fascistas. Nos detenemos frente a la iglesia de Santa Margarita en cuyo campanario se hizo fuerte un francotirador, el cura, impidiendo el avance de la milicia. Pasamos después por la calle donde se rodó la escena de la muerte de Coogan, el compañero de Blanca.

En la Casa de los Julianes se rodó la escena más famosa, la del debate de la colectivización.

María Carmen recuerda lo mucho que le impresionó ver ese día la tristeza y desolación de Rosana tras el rodaje de la escena. Rosana nos lo confirma: “Hasta que se hizo la ceremonia de despedida en que lo enterraban, yo andaba por el pueblo como un alma en pena”. Muy cerca de allí, en el Huerto del Secretario, se rodó una de las escenas más impactantes de la película, la del fusilamiento del cura.

En el Huerto del Secretario, donde fusilan al cura francotirador.

Allí nos encontramos con una vecina que recoge agua de la fuente y reconoce a Rosana, nos paramos a conversar mientras las golondrinas revolotean alrededor del campanario de la iglesia. Seguimos hasta la calle Agustín Pastor, donde en la Casa de los Julianes se rodó durante dos días una de las escenas más famosas de Tierra y Libertad, la del debate de colectivización. “El metraje de esta escena equivale a una película completa”, comenta Rosana. “Y todo el montaje era artesanal. Esto os puede servir para haceros una idea del enorme trabajo que supuso rodar esa escena”.

Los vecinos del pueblo conocen a primera vista a Rosana Pastor.

Un colmado con tres generaciones de historia

Acabamos nuestro paseo en la conocida ‘Casa Masas’, donde se rodó el duelo por la muerte de Coogan con Iciar Bollaín y Rosana Pastor. Allí vamos a reponer fuerzas tras este intenso itinerario emocional.  Jordi Solà Contel nos atiende en este colmado familiar que regenta junto a su hermano Josep.

Anchoas y boquerones de Vinaroz en 'Casa Masas'.

El origen de ‘Casa Masas’ se remonta a 1920, cuando el bisabuelo de Jordi compró el antiguo cuartel de la Guardia Civil durante la desamortización y lo transformó en fonda-posada-colmado. Con la década de los 50 y la despoblación el negocio cerró sus puertas, pero en 2016 Jordi recuperó el proyecto familiar aprovechando sus estudios y experiencia como enólogo. Esa combinación de tradición e innovación es patente en la calidad de los productos que oferta el colmado.

casa masas mirambel
Un vino del Maestrazgo para digerir lo aprendido.

Se ofrece una amplia selección de producción de proximidad que da gusto repasar en las estanterías restauradas del antiguo colmado: jamón y cecina de Iglesuela, queso de Tronchón, paté de setas de Cantavieja, vinos y miel del Maestrazgo, cervezas artesanales de Pobo de la Sierra, anchoas y boquerones de Vinaroz. Allí podemos comprar para llevar o tomar  en el establecimiento o la terraza.

requeson tronchon casa masas
Requesón de Tronchón con miel y membrillo.

Semejante visión nos abre, aún más, el apetito y nos homenajeamos con una ensalada de queso de cabra de Morella, alcachofas de Alcorisa y unas hamburguesas de cordero de Cantavieja, que en el pan del mismo pueblo y con su rúcula y mermelada de frambuesa, suponen una fiesta para nuestros sentidos. Regamos todo ello con un vino muy especial, el Con Tú, elaborado por el propio Jordi con cepas viejas de los años 40. Un requesón de queso de Tronchón con miel y membrillo coronan la faena. 

La soledad sonora de Les Alberedes

Siguiendo los rastros de la película, al día siguiente nos dirigimos a la aldea de Les Alberedes (Castellón), una aldea hoy deshabitada en el Valle del Río de La Cuba en el límite entre las provincias de Teruel y Castellón. Bueno, casi deshabitada, porque allí aún vive Simón, el pastor al que nos encontramos con sus ovejas y con quien nos paramos a conversar. Nos habla de los tiempos en que había baile y mozas en la aldea y de su soledad actual, aunque nos comenta que, ahora que ya conoce la peña en la que encontrar un poco de cobertura para el móvil, ésta es un poco más llevadera.

Simón recuerda con nostalgia los tiempos en los que Les Alberedes acogían algo más de vida.

Simón reconoce de inmediato a Rosana y recuerda bien el rodaje de la película. Nos cuenta que él tenía un perro de tres patas y que le pagaron 5.000 pesetas para que el can saliera en la película. En Les Alberedes se recreó el pueblo de Blanca, la miliciana a la que daba vida Rosana Pastor. La casa que aparece en la película ya está derruida y apenas queda su escalera. El lugar es a la vez hermoso y desolado, como seguramente lo son tantos lugares de la España vaciada, pueblos que se van extinguiendo porque ya sólo queda un habitante o ninguno.

En Los Alberedes se ubicaba la casa de Blanca, Rosana en la película.

Les Alberedes es también un magnífico punto desde el que emprender diferentes excursiones por senderos de gran recorrido (GR) marcados hacia Iglesuela del Cid, Portell, La Cuba o Casa de San Juan. Incluso nos podemos hacer un homenaje en forma de picnic, ya que tiene una zona bien habilitada para ello. La soledad sonora del lugar invita a disfrutar de esta experiencia. A nosotros nos toca ya marchar y seguimos con el coche hasta el Mirador de las Cabrillas un balcón natural impresionante.

Para despedirnos, un paseo por el Mirador de las Cabrillas.

Allí podemos deleitar nuestra mirada con un paisaje que combina el espíritu salvaje de la naturaleza y la modernidad tecnológica del parque eólico de El Portell. Con esta visión que integra pasado y futuro en el presente, nos despedimos hasta la próxima visita. Enamorados de esta comarca, seguro que no tardaremos mucho en volver.

Más en Mirambel