COMER
VIAJAR
SOÑAR
La Guía
MAPAS
TU PLAN
Maleta

¿Vas a hacer un viaje?

Organiza los detalles con nuestro planificador y no te pierdas nada.

Empezar
TODO: Colocar aqui el texto como si fuera un ALT

Alojamientos

Casas rurales para combatir el aburrimiento

Aunque el turismo rural se ha relacionado siempre con el descanso y la tranquilidad, cada vez son más los establecimientos que ofrecen a sus huéspedes algo más que simplemente un paisaje bonito y una estancia acogedora. Las experiencias son ahora el valor añadido de muchas de estas casas u hoteles rurales donde dormir es lo de menos.


REDACCIÓN GUÍA REPSOL (@GuiaRepsol)

Para los amantes de la naturaleza

El Capriolo (Madrid)Montar en burro, recolectar lechugas, hacer compost, conocer de cerca una ganadería de vacas charolesas, montar en 4X4 o incluso ver un zorro en libertad. Son solo algunas de las muchas propuestas de agroturismo que nos ofrece esta casa rural a 78 kilómetros de la capital. De hecho, si lo que queremos es desconectar de la ciudad, estamos en el lugar ideal. Este establecimiento nos permite estar en contacto con la naturaleza, conocer más sobre ella y, sobre todo, disfrutarla. La experiencia es muy recomendable para familias ya que permite a los niños descubrir el mundo natural como nunca antes.

El Capriolo
El Capriolo.

Para los valientes

La Casa de los Horrores (Aranjuez). Absténganse de visitar esta casa rural las personas con tendencia a la taquicardia, porque aquí las noches son de infarto. La Casa de los Horrores ofrece un paquete de lo más terrorífico para grupos que deseen vivir una experiencia distinta y divertida. La luz de una chimenea y unas velas ilumina nuestra estancia en esta casa donde nada es lo que parece y los sustos –y también las risas- nos esperan tras cada esquina. Cena tematizada, karaoke, disfraces y barra libre acompañan a las noches terroríficas de este alojamiento, una alternativa muy original para cumpleaños y despedidas de soltero. 

La Casa de los Horrores
La Casa de los Horrores.

Para los fans de CSI

El Molino de Tresgrandas (Asturias). ¿Eres de los que disfrutan resolviendo los casos de CSI antes incluso que los propios protagonistas de la serie? Entonces tienes que probar la experiencia que nos proponen en esta casa rural asturiana donde consiguen que nos metamos de lleno en la piel de un detective. Durante todo el fin de semana deberemos ir encajando las piezas del puzzle que nos ayudaran a resolver un misterioso asesinato. Para conseguirlo, recopilaremos pistas, testigos, interrogatorios y hasta conversaciones telefónicas. Una gran  aventura detectivesca en un entorno natural de excepción.

El Molino de Tresgrandas.
El Molino de Tresgrandas.

Para los que necesitan relajarse

El huerto del abuelo (Guadalajara)El turismo rural siempre es una buena alternativa si necesitamos descansar y desconectar de la rutina diaria, especialmente si lo hacemos en este alojamiento alcarreño donde disponemos de spa privado. Las instalaciones cuentan con jacuzzi, sauna finlandesa, ducha escocesa con cromoterapia y tumbona térmica. También podemos solicitar una de las propuestas de su carta de masajes: de relax, con aromaterapia, con esencia de lavanda, con esencia de menta o el especial para embarazadas. La propuesta está especialmente pensada para parejas que desena pasar un fin de semana tranquilo y romántico.

Spa en El huerto del abuelo
Spa en El huerto del abuelo.

Para los que no tienen vértigo

Mas Rabiol (Girona). Villas medievales, pequeñas calas y acantilados, arquitectura romántica, grandes extensiones de pinos y viñedos… marcan un paisaje de película en la comarca del Baix Empordà. Una belleza que podemos disfrutar en su conjunto gracias a la propuesta que nos hacen desde esta masía del siglo XVI reconvertida en hotel rural: montar en globo. Uno de sus packs de regalo nos permite disfrutar de esta impresionante casa, con 50.000 metros cuadrados de jardín y piscina, y vivir a la vez la experiencia de surcar el cielo gerundense. En nuestro recorrido aéreo tendremos la mejor panorámica de uno de los tesoros de la zona, las islas Medes.

Mas Rabiol
Mas Rabiol.

Para los cocinillas

Pou de la Neu (Alacant). El buen nivel de la cocina española, que triunfa alrededor del mundo, ha hecho que sean muchos los que se animen a experimentar a los fogones y demostrar sus dotes culinarias. Esto es precisamente lo que nos ofrecen desde el hotel rural Pou de la Neu, en Xixona. La casa propone a los huéspedes dos cursos de cocina, uno dedicado a los platos saludables y otro centrado en exclusiva a los arroces. Ambas propuestas incluyen una visita a la microviña y el jardín etnobotánico de la casa. También podemos probar el taller de cocina autóctona, donde aprenderemos a elaborar desde un turrón hasta un licor de hierbas.

Curso de cocina en Pou de la Neu
Curso de cocina en Pou de la Neu.

Para los más inquietos

O Lar de Xabi (Ourense). En esta casa rural no hay lugar para el aburrimiento. Si acaso consiguiéramos terminar todas las propuestas de ocio que nos ofrecen, siempre nos quedaría la opción de dedicarnos a contemplar el increíble paisaje que rodea a este alojamiento. Entre las muchas opciones que la casa pone a nuestra disposición tenemos una ruta fluvial en catamarán por el cañón del río Sil, visitas a bodegas y viñedos, catas de vino, paseos a caballo, viajes en catamarán, descensos en canoa, senderismo, yoga y hasta nordic walking, una práctica de caminata con bastones. Puede que incluso necesitemos vacaciones después de estas vacaciones.

Turismo Activo
Turismo Activo.

Para los que aprecian las tradiciones

Goikola (Gipuzkoa). La estancia en esta casa rural, un bonito caserón del siglo XIV, nos sabrá a gloria. Nunca mejor dicho porque si nos alojamos aquí tendremos la oportunidad de visitar su quesería, donde se elabora de forma artesanal queso de oveja con Denominación de Origen Idiazabal. La experiencia, por supuesto, incluye una degustación de este exquisito queso. Los propietarios del alojamiento también nos invitan a conocer su taller textil, anexo al caserío, donde podremos ver cómo trabajan las lanas de las ovejas: cardado, hilado, tintes… e incluso podremos demostrar nuestra destreza con el telar.

Casa rural Goikola
Casa rural Goikola.

Fecha de actualización: 8 de diciembre de 2016

Comentarios

Aviso sobre uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y su experiencia de usuario de acuerdo a sus hábitos de navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información aquí.

Cerrar el tooltip