Alojamientos de altura

Piscinas por todo lo alto en Madrid

Hotel Emperador.
Hotel Emperador.

Atrás quedó el tiempo en que las azoteas de los edificios se usaban solo para colocar las antenas de televisión. Muchos hoteles de Madrid han apostado por reconvertir estos espacios en auténticos paraísos para sus huéspedes. Aquí nos esperan bares con sofás y una extensa carta de cócteles, chill outs, sesiones de disc-jockey en directo y, la guinda del pastel, apetecibles piscinas desde las que disfrutar de increíbles panorámicas de la capital. Cuando el sol se pone, estos escenarios acuáticos se convierten en el mejor atrezo para las fiestas más cool de la capital.

La cadena Room Mate siempre se ha caracterizado por la innovación y la vanguardia y su establecimiento Óscar es un claro ejemplo de ello. Ubicado en uno de los barrios de moda, Chueca, ha convertido su azotea (reformada recientemente) en uno de los espacios más chic de la capital. Se trata de una piscina pequeña pero las vistas y el entorno chill out, con todo el mobiliario en un color blanco relajante, hacen el espacio de lo más apetecible. Como el aforo es limitado, es recomendable que vayamos entre semana o, si nos alojamos en el hotel, subamos a primera hora de la mañana.

Absténganse de esta piscina las personas con vértigo porque, desde la décima planta de un edificio de la Gran Vía, las vistas son de infarto. Es una de las más grandes que encontramos entre los hoteles madrileños, por lo que incluso podemos hacer unos largos. Su ubicación, sin duda, es un atractivo que no podemos pasar por alto. A dos pasos del hotel nos esperan los teatros más importantes de la capital, con los musicales y las obras más demandadas. Esta terraza, además, es escenario habitual de bodas, entre ellas, la televisiva de Alaska y Mario, que se dieron aquí el ‘sí, quiero’ mientras grababan un reality show sobre su vida.

Hotel Mercure Santo Domingo

También en la Gran Vía madrileña se encuentra el hotel Mercure Santo Domingo, desde cuya azotea podemos ver uno de los grandes emblemas de la ciudad, el Palacio Real. Su piscina además, tiene dos grandes atractivos. El primero de ellos está destinado a quienes necesiten relajarse, ya que se ese trata de una cortina de agua bajo la cual recibimos un reconstituyente masaje cervical. La segunda, en cambio, se dirige a quienes necesitan descargar energía porque la piscina dispone de sistema de nado a contracorriente para que hagamos tantos largos como queramos.  

Alojarnos a 5 minutos caminando de la Puerta del Sol ya es todo un lujo, pero en este hotel nos esperan otras gratas sorpresas. Una de ellas es la impresionante colección de arte que se expone de forma permanente en el edificio, que incluso dispone de un Museo Egipcio. La otra, como no, es su espectacular terraza, con una pequeña piscina rodeada de tumbonas donde desearemos que el tiempo se detenga. Las vistas desde aquí son magníficas, incluso podemos ver las esculturas de las dos cuadrigas que coronan la actual sede del Banco de Bilbao y que Álex de la Iglesia inmortalizó en su película La Comunidad, dejando a Carmen Maura colgada de una de ellas

Si el partido es emocionante, quizás podamos escuchar desde esta piscina los gritos de los seguidores del Real Madrid, ya que este hotel se encuentra muy cerca del estadio Santiago Bernabéu. Sin embargo, el fútbol no es lo más interesante aquí, sino las vistas que tenemos de los edificios (impresionantes) de una de las principales arterias de la capital: el Paseo de la Castellana. Precisamente la buena ubicación del hotel y la panorámica de la ciudad hacen que éste sea un lugar habitual para cócteles, tanto de bodas como de todo tipo de eventos privados.

Darse un baño en una piscina que "cuelga" sobre las calles más céntricas de la capital. Es sin duda el mayor atractivo de este joven hotel, abierto en 2015 y con una situación igualmente privilegiada, junto a la mítica Plaza España. De hecho, desde la planta 14 del emblemático edificio en el que se encuentra, de 1945, podremos tener unas refrescantes vistas 360º de toda la capital, la Casa de Campo y la Sierra de Madrid. Además de su piscina, en la misma azotea se encuentra el Nice to Meet You, un restaurante con cocina actual o el lounge, donde adaptan los platos al gusto de los huéspedes.

Te puede interesar...