Cascada de Gujuli

Cascada de Gujuli

Impresionante. Monumental. Así es la cascada de Gujuli, en Goiuri.  Al verla, cuesta creer que el Jaundia hay sido capaz de excavar tan profundamente la piedra. Gracias a la constante erosión de la misma, la Naturaleza ha construido este precioso fenómeno desde el que se puede observar todo el pueblo. Un lugar que se rinde a su cañón. No es para menos. Son unos 100 metros en los que al agua se precipita al vacío, a una eternidad que es historia activa del País Vasco. Rodeada del verde más vivo, en pleno límite del parque natural de Gorbeia, este barranco es uno de los más grandes de toda la península. Además, arrastra la curiosa leyenda de una lamia, una especie de ninfa con pies de pato perteneciente a la mitología del folclore vasco y que poseía un espejo que concedía todos los deseos que se le pedían. Un día, un pastor de la zona llamado Urjazi, que en euskera significa cascada, se lo arrebató y al ser descubierto por este ser o lamia le reveló su nombre y se transformó en este espectacular salto. Con o sin fantasía de por medio, esta maravilla fue candidata a mejor rincón en el año 2012. Algo que no extraña y es que se trata de una visita que no podemos perdernos, mejor en  primavera y otoño, ya que el caudal es más elevado, para todo aquel que acuda esta hermosa localidad.

Contacto

42.976601, -2.911931
945430440
Más información

Más atractivos naturales en Urkabustaiz

Planes Cercanos