{{title}}
{{buttonText}}

Lobera de Gibijo

Urkabustaiz, Araba/Álava

Compartir

En Koartango, en pleno límite con Urkabustaiz, llevan siglos luchando por protegerse del lobo. Un depredador por excelencia que ataca en manada y que domina los territorios vascos de la bella sierra de Gibijo. Allí, cuando cae la noche sus profundos y penetrantes ojos silencian el monte. El lobo recorre los parajes en busca de comida, pero sabe que hay lugares a los que no se puede acercar. Uno de ellos es la lobera de Gibijo, una espectacular construcción constituida por dos enormes muros de piedra que superan los 300 metros de longitud y en cuyo centro se ubica un profundo foso que se mimetiza con los árboles. Entre la colorida hojarasca y en medio de una Naturaleza extraordinaria, este conjunto rocoso cubierto de musgo supone el mayor enemigo para este cazador nato, que encuentra aquí la horna de su zapato, el cazador cazado.

Contacto

Localización

Abezia