Descenso Internacional del Sella

Descenso Internacional del Sella

Uno espera a que le toque la vez en la fila que aguarda para comenzar el descenso. Hay, al menos, tres o cuatro empresas de multiaventura colocadas en las márgenes del río más famoso de Asturias, el Sella. Llega vuestro turno. El empleado os invitará a subir a la canoa y, una vez colocados tú y el acompañante (también hay individuales), os dará un buen empujón. El bote de plástico se deslizará velozmente por una rampa habilitada para la ocasión. El rozamiento de los materiales generará un ruido y vibraciones que disparan la adrenalina hasta que entráis en el río. Ya dentro, una sensación de calma invade a los miembros de la expedición. Tranquiliza la poca profundidad y el hecho de que en cualquier punto del recorrido uno puede detenerse en tierra, descansar y tomarse algo. Los picos montañosos custodian desde las alturas. Las vacas, que pastan en libertad en la ladera de alguna montaña, prosiguen con ello sin sentirse observadas.

El ruido lejano de los coches que transitan la carretera no es suficiente para sacaros de todo el encanto que guarda el lugar: un paisaje precioso mientras se rema exultante. Pasando el pueblo de Llovio podrán ver un mural en la margen derecha del Sella con un precioso grafiti donde se enaltece la internacionalidad de este descenso natural. En él se pueden apreciar turistas de todas las razas. Asturias permanece abierta al mundo a través de la sutileza de un río. 

Contacto

Plaza de la Reina María Cristina, s/n, 33560 Ribadesella, Asturias
985860038
Más información

Más centros deportivos en Ribadesella

Planes Cercanos