Caminata entre molinos harineros

Aparcamos el coche a las afueras del pueblo de San Martín del Castañar (Salamanca). A partir de ahora nuestros oídos, ojos y olfato se alegrarán de sentirse libres abriéndose de par en par. En esta comarca salmantina de la Sierra de Francia, los molinos harineros tuvieron una importancia vital para la supervivencia de la zona, así que una caminata de diez kilómetros, bajando y subiendo por el cauce del río Francia, hará que conozcamos los antiguos ingenios diseminados por la ruta.

Restos de molinos como el del Tío Enrique, bajar hasta las fosas del río Francia para darnos un baño, o subir hasta el pico Manceras y tocar su campana mientras vemos la inmensidad del paisaje, hacen que nos purifiquemos con el contacto de la naturaleza. También está la ruta del bosque de los espejos, otro trazado circular de once kilómetros que se convierte en una galería de esculturas que se funden con los bosques de helechos y robles. Si el calor acompaña, se puede terminar esta caminata con un refrescante chapuzón en el arroyo Candervelo, muy concurrido por los vecinos y visitantes.

Contacto

San Martín del Castañar

Horario

  • No disponible

Más experiencias en San Martín del Castañar

Planes Cercanos