El primer pueblo en ser distinguido como Conjunto Histórico-Artístico

La Alberca (Salamanca)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

La naturaleza del Parque Natural de Las Batuecas y la Sierra de Francia, ubicado al sur de Salamanca, envuelve y protege al viajero. Los cimas que suben y bajan siguiendo el baile de los arroyos y los ríos invitan a hacer senderismo por el Parque –de más de 30.000 hectáreas que abarcan 15 municipios–, con zonas accesibles para discapacitados. En la zona hay restos de pinturas rupestres, calzadas romanas, iglesias visigodas… La historia asalta al visitante como las fábulas que envuelven a sus interesantes pueblos. Cinco de ellos tienen la declaración de Conjuntos Histórico-Artísticos, entre ellos La Alberca, que en 1940 fue el primero de toda España en recibir esta distinción.

Las calles estrechas del pueblo presumen de sombra y de una arquitectura única, característica de la zona. El casco histórico está plagado de ermitas, además del Santuario de la Virgen de la Peña de Francia, la iglesia parroquial del siglo XVIII y la Gran Torre, costeada por los primeros Duques de Alba. Pero más allá de los pueblos batuecos, está el deseo de conocer ese lugar en el que dicen que se refugiaba Miguel de Unamuno cuando se cansaba del mundo: la Peña de Francia, que él llamó 'el reino del silencio'. Es difícil, estando en Las Batuecas, perder de vista en algún momento la Peña, ubicada a 1.723 metros de altura, y el Monasterio asentado en su cima. Se puede llegar en coche, aunque muchos se animan a hacerlo caminando (en su mayoría peregrinos) o en bicicleta. Su carretera invita a subirla con la esperanza de encontrar algo mucho más grande al final de ella. Y, en este caso, no defrauda.

Localización

La Alberca