{{title}}
{{buttonText}}

Una loca carrera de 1.000 caballos

Navalvillar de Pela, Badajoz

Compartir

Llegar a Navalvillar de Pela (Badajoz) el 16 de enero y estar rodeado de caballos por todas partes se convierte en una experiencia única para cualquier amante de los equinos, de las tradiciones y de los valores que conforman la rica cultura popular de Extremadura. Más de mil caballos participan este día en la Encamisá, o carrera de San Antón, una de las fiestas más celebradas en España durante el periodo de invierno.

Por la noche, el pueblo se iluminará con hogueras gigantescas. Los mozos jinetes, que se desgañitarán cuando el sol se esconda, visten la indumentaria tradicional: camisa blanca, faja roja para ajustar la cintura, zahones de cuero repujado, pañoleta anudada al cuello y un pañuelo estampado, ceñido a la cabeza y prolongado hacia arriba, a modo de un insólito pirulí que les proporciona un aire oriental. Sus caballos son enjaezados con una colorida manta de madroños, verdaderas joyas sacadas de los telares artesanales.

Localización

Navalvillar de Pela