{{title}}
{{buttonText}}

Torneo Internacional de Combate Medieval

Belmonte, Cuenca

Compartir

Todos los año, el espectacular castillo de Belmonte acoge el Torneo Internacional de Combate Medieval, el equivalente a la Champions League, de un deporte de contacto que nació hace dos décadas en Polonia y Rusia y hoy tiene cada vez más adeptos en España. Los luchadores, enfrentados en solitario o por equipos de hasta 20 contendientes, utilizan réplicas de armas sin filo y armaduras de los siglos XIV y XV para asestarse mandobles a diestro y siniestro. El objetivo es tumbar a los integrantes del equipo contrario, y para ello vale prácticamente todo, excepto golpes en la nuca y detrás de las rodillas. Todo un derroche de adrenalina para combatientes y público, que jalea a los equipos entre ooohhs y uuuhhs cada vez que ve una patada voladora o un golpe espectacular.

Lo primero que se encuentra el visitante al entrar en el recinto de 70.000 metros cuadrados en el que se desarrolla el evento es el campamento en el que viven durante cuatro días los 120 luchadores procedentes de nueve países que participan en el torneo. Se premia la fidelidad histórica y se castiga el uso de instrumentos modernos, así que lo más habitual es ver a los equipos cocinando en grandes ollas al fuego o sentados en bancos de madera mientras reponen fuerzas.

El mercado se sitúa a ambos lados del camino que conduce a la zona de combates, con artesanos procedentes de toda Europa. Aquí los vendedores utilizan atuendos auténticos de la época en puestos de dulces, ropa, juguetes y objetos de todo tipo, que remiten a los tiempos de la Reina Isabel de Castilla.

La oferta de ocio se completa con representaciones teatrales, bufones, tiro con arco, danza del vientre, muestras de cetrería, paseos en burro y una zona de juegos tradicionales para los niños (y los no tan niños). 

Localización

Belmonte