A Merca

A Merca

Información turística: 988260000

Web información turística

La mayor concentración de hórreos de Galicia y uno de los mejores ejemplos del románico rural gallego. En A Merca, comarca Terra de Celanova, atravesado por el río Arnoia, se juntan dos reclamos ineludibles. En lo que fue el campo da Feira, trasladado allí por sus propietarios en la década de los 70, está uno de los conjuntos etnográficos más singulares de Galicia: 34 canastros (hórreos) de madera, con patas y tornarratos de piedra, en lo alto de una loma junto a la parroquia de Santa María da Merca.

La iglesia de San Pedro da Mezquita, situada en lo alto de una colina, fue declarada Monumento histórico-artístico en 1931. La construcción actual, de estilo románico con elementos de transición al gótico, es del siglo XII, aunque hay referencias escritas de una iglesia ya en el año 982, y antes se cree que existió un templo visigótico o una mezquita árabe. De nave rectangular y ábside semicircular, destaca su fachada, con el torreón a la derecha y la puerta principal que se abre entre tres pares de columnas. También sus singulares figuras, entre otras una loba amamantando a sus crías y un lobo devorando un cordero.

Cuenta A Merca con otro interesante reclamo: A Canle do Ruca, un canal de piedra de más de un kilómetro de longitud por el cauce del Arnoia, toda una obra de ingeniería hidráulica de los años treinta que nunca se llegó a poner en funcionamiento y que permite un agradable paseo. Hay molinos, ruinas como la casa de las turbinas y bosques autóctonos de ribera.

Otro recorrido, más largo y circular, es el Roteiro da Broa, de 13,4 kilómetros, que permite conocer el margen sur del valle del Arnoia, pasando por el área recreativa de Cantodola y la capilla do Carme en Entrambosríos. Al norte del Arnoia, aún queda la Ruta dos Lavadoiros, caminos forestales recuperados para el ocio en los alrededores del regato Cavado do Lobo. Cerca del núcleo urbano de A Merca, en Vilar de Paio Muñiz, están el crucero y el sepulcro de Pedro Mosquera.