Abadía

Ecos del pasado al son de una Cañada Real

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

En el corazón del Valle del Ambroz espera Abadía, población cacereña cuyo origen se pierde en el tiempo y por la que han pasado romanos, bereberes y monjes cistercienses, a los que debe su nombre, y que en el siglo XIII se instalaron –construyendo la Abadía de Santa María de Sotofermoso– en el recinto conocido hoy como el Palacio de Sotofermoso. De esta edificación ya hay constancia en 1260. Perteneció a la Casa de Alba desde mediados del siglo XV hasta principios del siglo XX. El palacio, austero en su exterior, esconde dentro unos jardines renacentistas. Es el mayor atractivo de una Abadía cuyo carácter está marcado por la Cañada Real Soriana, que atraviesa el pueblo, y que aún hoy sigue siendo usada para el paso del ganado. Otros puntos de interés a tener en cuenta son las ruinas del Convento de la Bien Parada –se conservan restos de la sillería– y la Iglesia de Santo Domingo, de los siglos XV-XVII.

Contacto

Localización