Aldeanueva del Camino

Herencia romana entre bosques de encinas, cerezos y alcornoques

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Bosques de encinas, cerezos y alcornoques envuelven a Aldeanueva del Camino, localidad de montaña que se asoma ya a Salamanca, entre las estribaciones de la Sierra de Gredos y la Sierra de Francia. Varios puentes e inscripciones sobre los dinteles de algunas viviendas recuerdan al visitante el origen romano de este pueblo cacereño. Y es que Aldeanueva del Camino fue, en su origen, campamento de la Vía de la Plata. Esta legendaria ruta atraviesa la localidad y la dividió en dos mitades hasta su unión, en 1959, de la que nació la Aldeanueva de hoy. Esa primitiva fractura ha legado dos iglesias góticas destacables, ambas construidas a finales del siglo XV: la de Nuestra Señora del Olmo –que era la parroquia de Parte de Arriba- y la de San Servando –correspondiente a Parte de Abajo.

Localización