{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Anievas

Territorio de la casa de Garcilaso de la Vega

Compartir

Allí donde se unen los valles del Pas y el Besaya, se encuentra Cotillo, la capital de este pequeño municipio ganadero del interior de Cantabria, vinculado a la casa de Garcilaso de la Vega, cuyos antepasados adquirieron este señorío que vivió alguna de las más cruentas batallas de las Guerras Cántabras. En este valle, que cruza de sur a norte el Besares, se halla el conjunto arqueológico de la Espina del Gallego, Cildá, el Cantón y Campo de las Cercas, castro que las centurias romanas arrasaron para ubicarse en él, como han revelado restos de catapultas y otras armas, sandalias, además de un pequeño tesoro de denarios romanos. Desde el Portillón, se puede contemplar el valle, marcado por suaves laderas de prados y bosques de castaños, nogales, tejos, olmos y abedules, entre otros; además de arbustos como el acebo, el brezo, el sauco o el madroño. Y no hay que dejar de visitar, en Cotillo, la iglesia románica de San Andrés, típico templo de concejo, austero y sugerente, levantado en el siglo XII y declarado monumento histórico-artístico en 1982.

Contacto

Localización