Arenas de Iguña

Arenas de Iguña

Información turística: 942826019

Siguiendo el viejo camino del Besaya, calzada romana que luego se convirtió en camino para los peregrinos a Santiago, se recorre Arenas de Iguña, el valle cántabro del Románico por excelencia dentro del Parque Natural de Saja-Besaya. Así, patrimonio monumental y natural se combinan en lo que es un escenario de película: en los exteriores de su noble palacio de Los Hornillos, Alejandro Amenábar rodó su película Los otros. El palacio se encuentra en la mayor finca de Cantabria (60 hectáreas), donde también se puede visitar otra casona, la de las Fraguas, una de las muchas que salpican las pedanías de Arenas de Iguña. Más discreta, la ermita de San Román de Moroso, templo prerrománico que se encuentra escondido en un bosque en el concejo de Bostronizo y que se cree que fue construido en el siglo X. Del XVII es la portalada de Mesones, en la capital, que refleja la vinculación señorial del municipio que celebra el Carmen, en Las Fraguas, con una singular procesión de la luz, que recorre la población iluminada con velas. 

Arenas de Iguña posee un gran patrimonio etnográfico, rico en tradiciones populares y leyendas. Aquí se encuentra el origen de las marzas o trovas, con las que los mozos y mozas de los pueblos de Cantabria dan la bienvenida a la primavera.