Azuébar

Rutas naturales a los pies de un castillo musulmán

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Las ruinas del castillo de origen musulmán de Azuébar, del siglo XII, descansan sobre la cima de una montaña a 400 metros de altitud. Se conservan restos de la muralla, la parte inferior de la torre mayor, bloques de las torres y un aljibe. En este pueblo castellonense, de calles sinuosas, aguarda la Iglesia Parroquial de San Mateo, del siglo siglo XVII, con su antiguo reloj de sol en la fachada. El entorno de Azuébar exhibe múltiples variedades de árboles, como el alcornoque y la carrasca. Si el visitante es aficionado al senderismo, puede animarse a emprender alguna de las rutas que parten del pueblo, como la de las Balsicas, que cruza el Barranco de la Mosquera y el Cerro del Carrascal. Los Hornos de Mercurio dan testimonio de la tradición minera de Azuébar.

Contacto

Localización