Benissa

Benissa

Información turística: 967532225

Web información turística

A Benissa hay que ir dispuestos a ser agasajados con los placeres de la tierra y del mar. Y con los años de historia que se concentran en la calle Purísima, casi linealmente de este a oeste, un viaje al medievo que empieza en la Plaza del Portal y la placeta de l'Església Vella. Caminando nos encontramos con el edificio de uso público más antiguo del municipio, la sala del Consell, y si seguimos hasta el final de la vía, daremos con la neogótica Iglesia de la Puríssima Xiqueta, también conocida como Catedral de la Marina. Otras épocas conviven con la Edad Media por esta calle y la de Desamparados, en forma de palacetes renacentistas o casas nobles del siglo XVIII, como la Casa Museo del antiguo linaje de los Abargues. También podemos ir hasta la punta oeste del casco, para descubrir el Convento de los Franciscanos. 

Después de semejante caminata, nada como acercarse a la costa y descansar en la playa de La Fustera o Les Bassetes o respirar aire puro en alguna de sus sierras, como la Oltá, La Solana, la Malla Verda o la de Bernia. Si buscamos bullicio, lo encontraremos los sábados, cuando un abanico de puestos despliega sus mejores productos y sabores. En esta localidad, la conservación de los monumentos es tan rica como la degustación de sus comidas y embutidos.

El monumento al Riberero, en plena calle Purísima, rinde homenaje a los benisseros que iban a pie hasta la Ribera del Júcar de Valencia para trabajar como jornaleros en la recolección del arroz. Antes de partir, se despedían de su patrona, la Puríssima Xiqueta, y rezaban para que les protegiera hasta su regreso.

Planes en Benissa

Ver todos