{{title}}
{{buttonText}}
alt
Vive la Gala de los Soles 2024
Ver Gala

Borriol

Al abrigo de los cerros

Compartir

Entre el desierto natural de Las Palmas y la sierra de Moró se encuentra la localidad de Borriol. Sus orígenes como asentamiento humano se desconocen en el tiempo, pero la Casa Consistorial guarda un miliario del s. III, de origen romano, de aquellos que señalaban los caminos que cruzaban la península en aquella época. Raíces romanas, árabes y medievales se hunden en la imponente estructura del castillo de Borriol; a pesar de su deterioro y abandono, sigue dominando todo el alrededor desde el montículo aislado sobre el que se yergue, e impresiona vislumbrar su silueta desde la autovía. Del s. XIV son los restos de la Morería de Borriol, vestigios de las viviendas árabes construidas a los pies del castillo que pasaron a ser un barrio más en la villa medieval cristiana que luego fue.
Testimonio vivo del medievo religioso son la iglesia de San Bartolomé, en el centro del pueblo, o la ermita de San Vicente Ferrer, en cuyo interior, cuenta la tradición, se guarda la piedra sobre la que el santo predicaba. Otras dos ermitas muestran el fervor devoto de los habitantes del pueblo: la del Calvario, ubicada al final de la subida de un cerro por donde ascienden las estaciones del Via Crucis, y la ermita de Sant Antoni, de muy reciente construcción, que funde su hechura atrevida y futurista con el monte de pinos que la circunda. La naturaleza es generosa en los alrededores montañosos del pueblo y casi un centenar de fuentes y aljibes se desparraman por senderos y caminos, para hacer grato al caminante, el recorrido agreste que abriga y protege a Borriol.

Contacto

Localización