Calvos de Randín

Calvos de Randín

Información turística: 988434000

Web información turística

Tenía una superficie de 27,6 kilómetros cuadrados, 13 veces el tamaño de Mónaco y casi 60 el de la Ciudad del Vaticano. O Couto Mixto, un microestado independiente enclavado en la frontera entre España y Portugal que tras 700 años acabó integrándose en territorio gallego tras el Tratado de Lisboa (1868), se dividió después entre los municipios ourensanos de Calvos de Randín y Baltar, y la mayor parte le corresponde hoy al primero. La singular situación administrativa de O Couto no ha tenido parangón en Europa y su historia constituye ahora uno de los mayores encantos turísticos del ayuntamiento de Calvos.

Otro de sus principales atractivos es el paisaje: esa parte del gran Parque Natural Baixa Limia-Serra do Xurés que le corresponde a Calvos de Randín. Este espacio montañoso de silueta inconfundible que se reparte entre seis ayuntamientos gallegos es, además, Reserva de la Biosfera y Zona de Especial Protección para las Aves. Un panorama ocupado por matorrales de brezo, jara, madroño o el característico toxo, formas rocosas y bosques de robles y alcornoques, acebos, tejos, abedules y serbales. Todo ello atravesado por riachuelos que se abren paso entre las rocas formando cascadas, y poblado por más de 30 especies de mamíferos y unas 140 de aves.

A sus pies, el río Salas, embalsado, aporta vida al valle, y el Fírveda comparte con todos la belleza de sus cascadas. Además, merecen mención el castro de Paradela, la plaza de O Eirao y algunos cruceiros y hornos repartidos por las aldeas. El sendero desde Castelaus ofrece una buena visión de este paisaje hasta llegar a los saltos de agua del Fírveda.

Uno de los elementos patrimoniales más interesantes es la iglesia de Santiago, en O Couto Mixto. La peculiar independencia de este territorio con tres núcleos de población (Meaus, Santiago y Rubiás) otorgaba privilegios a sus habitantes, como la exención de pagar tributos, el derecho a cultivar y comerciar con tabaco y otros bienes, un gobierno autónomo, la inmunidad en caso de acoger convictos, o la posibilidad de acogerse a la nacionalidad y las leyes de los reinos español o portugués según les conviniese. Su jurisdicción propiciaba el comercio y el contrabando a través del Camino Privilegiado, hoy ruta de senderismo, que a lo largo de seis kilómetros llegaba, y llega, hasta la localidad lusa de Tourem.

En el atrio de la iglesia de Santiago dos Mixtos este microestado libre de impuestos tenía su Parlamento. La máxima autoridad era un hombre con poder legislativo, ejecutivo y judicial. Cada tres años, este vecino era elegido por votación entre los jefes de cada familia. Y para su gobierno se apoyaba en otros tres vecinos, uno representando cada uno de los pueblos, conocidos como “hombres de acuerdo”. La misión más importante de estos tres vecinos era custodiar sendas llaves de un arca con tres cerraduras que se guardaba en la iglesia y atesoraba los escritos y documentos legales en los que se asentaba la particular administración de O Couto Mixto. En el año 2013, en el templo de Santiago fueron descubiertos bajo gruesas capas de cal unos frescos de santos, únicos en Galicia, que cubrían las paredes de una estancia y que el equipo de restauradores dató en el siglo XVI.

Planes en Calvos de Randín

Ver todos