Canfranc

Canfranc

Información turística: 974373141

Web información turística

Conocer Canfranc es conocer la historia de uno de los pasos fronterizos más importantes del pasado reciente. Su famosa y bella estación es la responsable de las épocas de máximo esplendor y de episodios más oscuros como los relacionados con la Segunda Guerra Mundial. En cualquier caso, un relato apasionante que se desarrolla en un paraje privilegiado de montaña y bosque.

Es necesario indicar al visitante que Canfranc se divide en dos núcleos; en primer lugar el primigenio; más al norte el que se levantó con motivo de la construcción de la estación de ferrocarril y que acabó ostentando la capitalidad. La estación nació como resultado de una férrea voluntad por parte de Francia y España de unir sus comunicaciones por tren y con ese objetivo se inauguró a finales de los años 20. Hoy se realizan visitas guiadas durante todo el año en las que se puede disfrutar de toda la grandeza de este complejo y de algunos de los elementos de la época, como carteles de señalización e incluso un vagón de principios del siglo XX.

En Canfranc pueblo también hay algunos puntos de interés, como los restos de la antigua iglesia de la Trinidad o los del castillo, así como el puente de los peregrinos, ya que Canfranc es atravesado por el Camino de Santiago. Otra actividad interesante es realizar la llamada ruta de los búnkeres, que recorre una serie de construcciones realizadas en la postguerra para defenderse de una posible invasión francesa. La particular ubicación estratégica de Canfranc motivó también que fuera el lugar escogido para construir algunas fortalezas, de las cuales aún hoy hay restos como los del Fuerte Coll de Ladrones (S.XVII-XIX) y la Torreta de Fusileros (S.XIX).

La estación de Canfranc no es solo un monumento. Lo cierto es que aún hoy se mantiene activa la línea que une Zaragoza y esta localidad, el llamado tren ‘canfranero’, que tarda cuatro horas en recorrer los 200 kilómetros que separan la localidad fronteriza de la capital aragonesa. Tiene parada en muchos pueblos oscenses y el viaje y las vistas suponen un trayecto verdaderamente mágico. También es muy conocido el laboratorio subterráneo de Canfranc, perteneciente al Estado, al Gobierno de Aragón y a la Universidad de Zaragoza, situado a los 850 metros de profundidad necesarios para realizar los experimentos que allí llevan a cabo.

Planes en Canfranc

Ver todos