Ermita de Santa Elena

Biescas (Huesca)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

A Biescas no le faltan leyendas; a su patrona, muchísimo menos. Bienvenidos al refugio donde se escondió Elena de Constantinopla, el lugar que cubrió de telas de araña para ocultar de sus perseguidores su huella. Una verde pradera que respira e inspira valor espiritual, valor defensivo y valor paisajístico, que guarda en sus piedras el grabado de los pies de Elena, la emperatriz. Un templo atractivo por su entorno natural, fácil de recorrer en apenas horas, que palpita desde 1253. Un hito arquitectónico de Biescas, donde al año desemboca un auténtico río de feligreses, especialmente durante las Fiestas Patronales de agosto. Monumento más importante del municipio en cuanto a la arquitectura religiosa se trata, y enclave muy reconocible a lo largo y ancho de la comarca, hoy en día luce mozárabe, además de gótico y barroco. Un dolmen del neolítico lo sacraliza y custodia; un fuerte de Felipe II defiende su interior; un mirador abre sus vistas a una panorámica hermosa de la localidad. La cascada de la fuente de la Gloriosa aún sigue llorando de fondo la ausencia y abandono de la madre del emperador Constantino.
Es también recomendable visitar la ermita de la Virgen de la Collada, la iglesia de san Pedro y la iglesia del Salvador.

Contacto

Localización

Ermita de Santa Elena, 22630, Huesca, España