{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Cardeñosa

La cantera de los canteros

Compartir

Localidad de unos 450 habitantes sobre la carretera AV804 que comunica Ávila y Arévalo, muy cerca de la autovía A50 entre Ávila y Salamanca. Dista de la capital 15,8 km.

Aunque no parezcan demasiados, casi 500 habitantes son un mundo comparados con la media de los pueblos de alrededor. El dato acredita la importancia histórica y económica del lugar debido a su emplazamiento estratégico entre las estribaciones de la sierra de Ávila y el llano cerealista de La Moraña.

La arquitectura de las casonas en una y dos alturas también refleja ese beneficioso paso de gentes y mercancías. Varias tienen potentes dinteles, jambas y cercos en puertas y ventanas. La variedad del trabajo en piedra es natural, y contradice aquello de “en casa de herrero cuchillo de palo”: Cardeñosa ha sido de antiguo pueblo de canteros. Se nota en el viacrucis entre la iglesia y el impresionante calvario elevado frente a la ermita del Berrocal, en la plaza de toros cuadrada para festejos durante las romerías, en la otra ermita del pueblo (la Madre de Dios), en las fuentes y en algún pollo a la puerta para descansar y refrescarse en verano.

La iglesia de la Invención de la Santa Cruz es un referencia del barroco serrano: torre, atrio, gran cabecea poligonal de sillería, un espectacular artesonado mudéjar en la nave central, varios retablos, un órgano y una talla de un genio escultor, Vasco de la Zarza (autor del sepulcro en alabastro de Alonso de Madrigal, El Tostado, en la catedral de Ávila).

Contacto