Castillonroy

El pueblo que acabó con un dragón

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

El nombre de esta localidad significa ‘castillo rojo’. Las tierras rojizas de esta zona y la antigua fortaleza del municipio, de la que hoy solo se conservan escasos restos, bautizaron a esta villa. Como muchos otros pequeños núcleos, cuenta con su propia leyenda, e incluye a un dragón. La bestia habitaba la cueva del Dugo, cerca de la fortaleza, y atemorizaba a los campesinos que se negaban a pagar al señor. Hartos de los abusos, los habitantes de Castillonroy mataron al dragón una noche de San Juan y acabaron con su dominio.

Los dos puntos monumentales de interés son la iglesia barroca de la Asunción y la  ermita románica de San Salvador, que se alza en el pico de Montpedró.

El Ayuntamiento cuenta con varias rutas señalizadas de escasa dificultad y, por tanto, indicadas para realizar en familia. Una muy recomendable es la que conduce hasta el embalse de Santa Ana.

Contacto

Localización