{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Corbera de Llobregat

Paseo por mil años de historia

Compartir

La villa milenaria de Corbera de Llobregat se encuentra junto al macizo del Garraf, en una zona boscosa y accidentada perfecta para recorrer a pie disfrutando del extraordinario paisaje. La visita al pueblo depara muchas sorpresas arquitectónicas como el Casal dels Barons de Corbera, una gran casa noble de principios del siglo XVI y antiguo hostal de los peregrinos que venían a venerar a Santa Magdalena, y que también es conocida como el Castell.

La Iglesia de Santa María, por su parte, conserva una talla gótica de Santa Magdalena y un retablo del Roser de 1758. Sobresale también en la fisonomía urbana del pueblo las ruinas del antiguo Castell de Cavallers, fechado en el siglo X. Cerca de Corbera se encuentra el antiguo Priorat de Sant Ponç, construido en el siglo XI en estilo románico lombardo, con su iglesia, considerada uno de los ejemplos románicos más importantes de la provincia de Barcelona. En Corbera de Dalt hay que hacer una visita a la rectoría, obra del arquitecto Jeroni Martorell, que guarda una imagen románica de la Mare de Déu de la Llet. Desde 1962 se celebra en Navidad en Corbera de Llobregat un pesebre viviente en el que participa gran parte de la población y que atrae muchísimos visitantes.