{{title}}
{{buttonText}}
1 /

El Pueyo de Araguás

Un monasterio protegido por reyes y papas

Compartir

Alzar la vista en Pueyo de Araguás es toparse de bruces con la apabullante Peña Montañesa, a cuyos pies duerme el pueblo. Su trazado medieval, compuesto por sólidos muros de piedra, recuerda a épocas pasadas en las que los monjes del cercano monasterio de San Victorián visitaban el pueblo. De hecho, la localidad conserva la Casa Coronas, que es la casa más antigua de la que se tiene conocimiento en la comarca de Sobrarbe.

El monasterio constituyó durante mucho tiempo un relevante centro neurálgico de un enorme territorio y estuvo protegido por reyes y papas. Las primeras menciones a este complejo son del siglo X, aunque algunos historiadores creen que puede ser del siglo VI. Este complejo fortificado presenta ampliaciones de siglos posteriores.

Contacto

Localización