{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Ferreras de Arriba

Entre lobos y corralones

Compartir

El municipio zamorano de Ferreras de Arriba y su anejo, Villanueva de Valrojo, están situados al noroeste de la provincia, en el centro de la Sierra de la Culebra, espacio natural protegido que alberga una reserva de caza por la abundancia de su fauna salvaje. Hay gran variedad de arbolado y en otoño esta zona es ideal para hacer senderismo, presenciar la berrea del ciervo y recoger setas.

De la antigüedad de su población nos hablan las abundantes huellas de varias civilizaciones. Se pueden visitar cinco castros celtas y los restos de una calzada romana, que debió ser utilizada para transportar el hierro que extraían de la zona. La importancia de su patrimonio natural es grande, pero no se queda atrás su arquitectura popular, construida en adobe, piedra y pizarra. Destacan los vetustos corrales circulares que resguardaban al ganado del lobo, donde hoy se sitúa un museo sobre la vida pastoril. Hay varios molinos, aún en uso, y algunas fuentes. La iglesia parroquial guarda un retablo barroco y es muy agradable, por las estupendas vistas, la Ermita del Cristo de las Aguas, en la falda de la Peña la Lleira. En el casco urbano hay varias esculturas, destacando sobre todas el Monumento al Labrador.

Ferreras de Arriba celebra fiestas por San Blas en febrero. El pueblo también homenajea a la Virgen de la Asunción cada 15 de agosto y celebra la Romería del Cristo de las Aguas el primer domingo de agosto.

Contacto