Gandesa

Ríos de vino e historia

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Una localidad entre erizados riscos. Gandesa mezcla en sus paisajes el espectáculo de los juncales en torno a la Ribera del Ebro y los escarpados peñascos de la sierra de Cavalls y la de Pàndols en la que hay un Monumento a la Paz debido a que fue donde se sucedieron todo tipo de guerras a lo largo de los años. El municipio se va modificando de bosques a huertas hasta que se divisa esta, la capital de toda la comarca de la Tierra Alta, al sur de Tarragona. Lo indicado es dirigirse al casco antiguo por la belleza que irradian sus callejuelas medievales y sus numerosos arcos. Allí se encuentran suntuosos palacios como el de los barones de Purroi y la Casa de la Villa hasta que la paz visual se esfuma al ver una misteriosa cárcel de la Edad Media, bien de interés cultural. La misma denominación comparte las ruinas del antiguo castillo templario de Gandesa y la iglesia de la Asunción, destacable por su espectacular puerta románica. 
La actividad agrícola que más se ha desarrollado en estas tierras ha sido la de los viñedos, convirtiéndose Gandesa en un centro de referencia del enoturismo. Su museo cooperativa vinícola edificado por César Martinell, discípulo de Gaudí, sirve de hogar a los vinos con Denominación de Origen Terra Alta entre los que se encuentra el delicioso Mistela de la localidad. Tan importante es esta actividad que el Ayuntamiento de Gandesa ha elaborado un plan de fomento del turismo vinícola tanto en venta de producto como en visita de bodegas para dar a conocer más a fondo la localidad y proporcionar sentidos al paladar. Otra de las razones por las que Gandesa es conocida es porque allí fue donde tuvo lugar la cruenta Batalla del Ebro de la Guerra Civil Española. Para volver a los lugares en los que la contienda arrasó vidas y sueños, existe una ruta: los espacios de la Batalla del Ebro de Grandesa. Se puede recorrer en mountain bike o haciendo senderismo. Para comprender hasta qué punto afectó a los lugareños así como para adentrarse en una reproducción fiel e imparcial de los hechos, lo mejor es acudir al Centro de Estudios de la Batalla, en la Oficina de Turismo. En espacios abiertos nos puede sorprender el parque natural la Fontcalda y el acercamiento a nuestros ancestros con el yacimiento de Coll del Moro, estamos ante ríos de historia y vinos.

Contacto

Localización