{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Gata

Conjunto Histórico con puro sabor serrano

Compartir

Gata, localidad declarada Bien de Interés Cultural con categoría de Conjunto Histórico-Artístico, es una visita imprescindible en todo viaje por Cáceres. Su origen hay que buscarlo en los asentamientos de la Orden de Alcántara que surgieron tras las Reconquista, aunque los restos de una calzada nos hablan también de la presencia romana, que llamaron al asentamiento Catóbriga. En sus calles, de inequívoco sabor serrano, abundan las construcciones tradicionales, a las que dan forma el granito y el adobe, contando muchas de ellas con su propia bodega. De ellas sale, desde hace siglos, uno de los mejores vinos de pitarra de la provincia. La Iglesia de San Pedro, del siglo XVI, declarada Monumento Histórico-Artístico, atesora en su interior un excelente retablo mayor tallado por Pedro de Paz y pinturas de Pedro de Córdoba. También son destacables la Torre de la Almenara, las ruinas del convento franciscano del siglo XIV y la Fuente del Chorro, con el escudo de Carlos I labrado en granito.

Contacto