{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Gordoncillo

Tierra de vinos leoneses

Compartir

Los vinos de la D.O. Tierra de León tienen en Gordoncillo uno de sus referentes. La localidad, que luce en la mitad de su escudo el fruto de la vid, lleva siglos dedicando sus tierras al cultivo de la uva, concretamente la variedad prieto picudo.

Los alrededores del núcleo urbano están repletos de bodegas, la mayoría con la construcción típica de la zona, excavadas sobre las arcillosas laderas: una galería subterránea que desciende en rampa con diferentes estancias a los lados, todas ventiladas mediante cubos o ventanas verticales en forma de cono. La tierra hace que la temperatura se estabilice en un punto medio entre el caluroso y seco verano y el gélido invierno leonés.

Se pueden visitar algunas de sus bodegas, conocer el proceso de cultivo y prensado tradicional y probar sus excelentes caldos. El tercer fin de semana de agosto se celebra su Feria del Vino y el 12 de octubre la Feria de la Vendimia, dos fechas destacadas a tener en cuenta si se planifica una visita a la localidad.

La iglesia parroquial, dedicada a San Juan Degollado, es del siglo XV con reconstrucción del XVI debido a un incendio que también dejó su huella en el escudo de la localidad.

El Museo de la Industria Harinera de Castilla y León se ubica en el antiguo y rehabilitado edifico de la fábrica de harinas Marina Luz. En él se pueden conocer la maquinaria y los procesos de elaboración de la harina en un bello edificio de adobe, tapial, madera y teja, construido durante la guerra civil española.

Se pueden ver algunas esculturas contemporáneas ubicadas en diferentes puntos del pueblo, la mayoría relacionadas con la agricultura y el vino (Semilla, del colombiano Luis Hemanado Ribera, Nuevos frutos y Señora de la Vid, de gran tamaño).

Contacto

Reportajes recomendados Ver todos

Ver todos