{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Igriés

Un pueblo a los pies de su ermita

Compartir

Este municipio cercano a la capital oscense, en el valle del río Isuela, se asienta en la ladera de una colina coronada por su monumento más relevante, la ermita de San Juan, un templo románico de la segunda mitad del siglo XII. Gracias a una restauración a principios de este siglo se encontraron pinturas medievales en sus muros que habían pasado desapercibidas hasta el momento.

La iglesia del pueblo, dedicada a Nuestra Seññora de la Esperanza, es moderna, ya que se reconstruyó en los años 50 tras la Guerra Civil.

En las afueras hay dos interesantes construcciones civiles: los molinos del Saso y Malene. Igriés cuenta con un campamento militar en el que ocasionalmente se realizan prácticas, algunas de ellas internacionales.

Contacto