{{title}}
{{buttonText}}
1 /

La Vilella Baixa

Los rascacielos del Priorat

Compartir

Sobre un precipicio de altura más que considerable los antiguos vecinos de La Vilella Baixa construyeron sus casas. Para salvar el gran desnivel del terreno levantaron hasta ocho pisos de altura. Así, en muchos casos, la entrada por la parte del pueblo se realiza por el cuarto o quinto piso, lo que confiere un aspecto muy singular al conjunto urbano. Entre los puntos de interés de esta población sobresale el puente románico de piedra sobre el río Montsant, en lo alto de una cuesta llamada 'El Carrer que no passa' (Calle que no pasa), la más antigua del pueblo y donde se observan los trazos medievales del municipio.

También es de sumo interés la Plaça de l’Esglèsia, con la iglesia dedicada a San Juan Bautista, que data de la segunda mitad del siglo XVIII. El entorno es impresionante, al abrigo de la Sierra del Montsant y en la confluencia de los ríos Montsant y Scala Dei, a 214 metros de altura. Es la puerta de entrada por el sur al Parc Natural de la Serra de Montsant, cuenta con un punto de información turística y numerosos itinerarios de senderismo que permiten disfrutar del paisaje y de su patrimonio natural.