{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Las Omañas

Aguas que calman la sed del alma

Compartir

Este hermoso municipio del norte leonés, que da nombre a la comarca, es testigo del nacimiento de uno de los principales ríos de la provincia, el Órbigo, fruto de la unión del río Omaña y el Luna. En las transparentes aguas de estos tres ríos vive la trucha, muy presente en la gastronomía leonesa y que atrae a pescadores de todos los lugares.

Las edificaciones, algo alejadas ya de la alta montaña, presentan muros de adobe y tapial en la mayoría de las localidades que acompañan a Las Omañas: San Martín de la Falamosa, Pedregal, Mataluenga y Santiago del Molinillo. Los amplios sotos de la ribera del Órbigo ofrecen un perfecto escenario para el cultivo del lúpulo, ingrediente esencial en la fabricación de la cerveza. Las aguas de este río riegan casi el 100% de la producción del lúpulo español.

Iglesias, casas solariegas y un castillo ofrecen descanso a la ajetreada vista urbana que busca una pausa en estos lugares. Entre las ruinas y otros restos históricos, encontramos las minas de oro romanas de hace 2.000 años de las Miédolas; en San Martín de la Falamos, los restos de una torre y murallas de un poderoso castillo de hace 1.000 años y, junto a él, una pequeña iglesia 200 años aún más antigua. En Pedregal, un hermoso pozo restaurado recientemente muestra el poder purificador del agua.

Contacto

Reportajes recomendados Ver todos

Ver todos

Localización