Lozoya

Paseo tradicional

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Sería ideal recorrer el pueblo y sus alrededores como se hacían tradicionalmente, a pie, en bicicleta o  montados  a caballo, disfrutando del aire libre que purifica los pulmones del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama y refrescándonos directamente con agua de los manantiales serranos, que en Lozoya se vierten en fuentes antiquísimas, como la de los Cuatro Caños o la que se sitúa frente a la iglesia de El Salvador, una auténtica superviviente de las catástrofes naturales y las provocadas por los hombres.
Así, sin prisa, a dos pies o ruedas, según el caso, iríamos recorriendo un pueblo coqueto y accesible mientras vemos construcciones y elementos decorativos que dan carácter al municipio: el monumento que marca que nos encontramos en una villa; el potro que transmite la tradición ganadera de la localidad; las plazas que dan esplendor al municipio… Así, hasta llegar al palacete Suárez de la Concha o antiguo convento, situado en la parte baja del pueblo y que muestra una parte de la historia renacentista de Lozoya. Para conocer la otra, la medieval, tendremos que acercarnos hasta el puente Congosto, ya en el Camino Natural del Lozoya, un buen punto de ingreso para descubrir la exuberante naturaleza de la zona, como la que encontraremos en el sabinar, un bosque singular en esta región, que merece una buena ruta senderista. Y ya en el embalse de Pinilla cambiaremos a un kayak o una piragua para aprovechar todas las posibilidades acuáticas que ofrece el lugar.
 

Contacto

Localización