Melilla

Modernismo fortificado

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Aún conociendo perfectamente la localización en el mapa de esta ciudad autónoma española, en la costa norte de África, quien la visita puede dudar por un momento si no se ha equivocado y, por error, ha aterrizado en Barcelona. Es comprensible y tiene su explicación. Enrique Nieto, discípulo del gran Gaudí, se ocupó de reflejar en esta ciudad la estética modernista, dotando a la urbe de una identidad propia y una belleza monumental a cada paso y haciendo de Melilla la capital modernista del continente, con edificios tan insignes como La Reconquista.

Sin embargo, recorriendo sus calles y llegando a Melilla la Vieja, el visitante encuentra el contraste con su tradición de localidad fortificada, donde antiguamente cristianos y musulmanes libraron sangrientas batallas por hacerse con su dominio. El viaje en el tiempo continúa con la historia de la antigua Rusadir, que se encuentra en los Almacenes de las Peñuelas, donde se puede conocer la influencia que han tenido en Melilla culturas tan singulares como la cristiana, la hindú, el judaísmo o el islam, que la han convertido en referente de convivencia.

Contacto

Localización