Molinaseca

Molinaseca

Información turística: 987453085

Web información turística

Con el macuto a la espalda y vestido de peregrino. Esa es la mejor manera de entrar en esta localidad que es bien de interés cultural, patrimonio histórico y una de las etapas más importantes del Camino de Santiago. Colmada de albergues que dan refugio a los citados peregrinos, de restaurantes y de locales con estupendos embutidos; parece una villa medieval debido a sus estrechas calles de piedra con bellos caseríos y comercios “viejos”. Sus casitas de piedra vista o encaladas, todas ellas con terrazas de hierro forjado, recorren los alrededores por los que corretean los niños, las abuelitas y los vendedores. Su estilo es puramente berciano. Merece la pena subir sus altas cuestas para contemplar el complicado santuario de Nuestra Señora de las Angustias, o bien parar un momento el camino en el cauce más bajito del río Meruelo para ver la potente iglesia de San Nicolás de Bari. Sobre dicho río de aguas tranquilas, ya en la zona más caudalosa, se encuentra un espectacular puente romano empedrado de siete arcos. Esta corriente de agua tiene una importancia capital para Molinaseca debido a que en su zona más calmada tiene una muy turística piscina fluvial con sus escaleras de acceso, sus zonas para el nado dependiendo de las edades y niveles. 

Uno de los momentos imperdibles de Molinaseca son las fiestas de San Roque y Angustias que convierten la hermosísima Calle Real llena de casas blasonadas y elegantes, en todo un festival de diversión. Allí se darán cita la moda, el rock, el swing y el blues gratuitos por las calles. La fecha más icónica y concurrida es la Fiesta del Agua en la que los vecinos llenan cubos y cubos de agua con espuma y se dedican a remojarse bien los unos a los otros. También se puede visitar en estas especiales jornadas una ronda de las estupendas bodegas de la localidad y comprobar por qué Molinaseca forma parte importante de la ruta de Enoturismo de El Bierzo. Pero no es la única ruta importante de la localidad: la oficina de turismo tiene preparadas hasta otras cinco en las que se podrán ver los romanos puentes del Mal Paso en un fragante paisaje de aguas añil, la importancia de la industria del hierro en la localidad y los más bellos edificios hidalgos.

Los budistas también tienen su rincón así como los peregrinos que respeten otro tipo de religiosidad. ¿Cómo? Mediante la estatua de Kannon -una representación femenina del Buda de la Compasión- que se encuentra en Molinaseca y desea salud a todos los peregrinos, sean cristianos, sean budistas. Así se representa en la localidad el hermanamiento que hay entre el cristiano Camino de Santiago y el budista de los Ochenta y Ocho Templos de Sikoku.

Planes en Molinaseca

Ver todos