Nigrán

Nigrán

Información turística: 986368734

Web información turística

Naturaleza, rutas, miradores, playas, dunas, historia y pazos. ¿Quién puede resistirse a un cóctel turístico así en el sur de Pontevedra y a diez kilómetros de Vigo? Nigrán cuenta con bellos bosques interiores como los de Chandebrito, Montecastelo o Priegue, y también a orillas del mar, como es el caso de Monteferro. Este último, junto con las Islas Estelas, en la parroquia de Panxón, son dos de los reclamos turísticos del municipio, declarados espacios naturales protegidos y de interés comunitario, integrados en la Red Natura 2000. En la parroquía próxima de Panxón se encuentran dos monumentos importantes, cercanos entre sí, como son el arco visigodo y el Templo Votivo do Mar, una maravilla del siglo XX que recrea la arquitectura visigótica y gótica, obra de Antonio Palacios. En Monteferro, por su parte, vamos a encontrar múltiples senderos para recorrer en bicicleta o a pie, los cañones y el antiguo cuartel militar, el faro o el mirador, situado a los pies del Monumento a la Marina Universal, junto a un merendero. Otro de los tesoros naturales de Nigrán es el estuario de A Foz, también conocido como la 'Doñana gallega', en la desembocadura del Río Miñor. El litoral de Nigrán está salpicado de playas de alta calidad (América, Patos, A Madorra o Ribas Brancas son algunas). En ellas, la arena y el oleaje permiten, a partes iguales, el descanso o la práctica deportiva. En el casco urbano de Nigrán llama la antención el propio consistorio, con su fachada de piedra y sus atractivos balcones. Además, el municipio cuenta con una serie de casas nobles o pazos, entre los que destaca el de Urzáiz, de cuidado jardín con cesped y palmeras. El Puente de Ramallosa, por último, es un magnífico ejemplo de arquitectura románica del siglo XIII. Cruza el río Miñor y divide los términos municipales de Baiona y Nigrán.

El Puente de Ramallosa tiene una leyenda relacionada con la fertilidad. Dice la tradición que si una mujer quiere tener hijos debe ir de noche al puente y pedir al primero que pase por allí que baje, coja agua del río y se la eche por el cuerpo, desde el cuello hasta el vientre.

Planes en Nigrán

Ver todos