O Pereiro de Aguiar

Profusión de pazos

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Condicionado por el transcurso de dos ríos, el agua otorga riqueza y condiciona su paisaje: se sitúa a la izquierda del pai Miño y es atravesado por su afluente el Loña, que acoge dos embalses (Cachamuíña y Castadón) que dan de beber a Ourense capital. Y es que Pereiro de Aguiar, además de contar con numerosas muestras de arquitectura civil y religiosa, fue cuna del célebre coronel Bernardo González, defensor de Vigo ante la invasión de las tropas francesas, más conocido como Cachamuíña por tener aquí su casa señorial, con capilla y espadaña, y por lo tanto su origen, sito en Santa María de Lamela.

Varios atractivos se esconden tras el apellido Moreiras: la iglesia de San Xoán, la más antigua del municipio, mantiene casi intacta su construcción románica del siglo XII, con su ábside semicircular y su fachada clásica; Santa Marta, interesante mezcla de románico y barroco, con una curiosa decoración interior y un reloj de sol en una de sus puertas; y en San Martiño de Moreiras está el pazo de Santa Baia, con profusión de escudos nobiliarios.

Numerosos son los pazos, aparte de Cachamuíña y Santa Baia, como Bouzas, Casdemiro, Castadón, A Fronteira o pazo da Pena, destacando la Casa da Torre o Torre de Pereiro, en la parroquia de San Salvador de Prexigueiro, que también cuenta con una iglesia románica anterior a 1266. 

Para facilitar un paseo por el entorno natural y sus trece molinos de auga, existe una senda circular de 16,3 kilómetros (Ruta dos Muíños), que además rodea el embalse de Cachamuíña.

Contacto

Localización