Ortuella

Ortuella

Información turística: 946640200

Web información turística

Los grafitis que ornamentan el frontón municipal de la localidad vizcaína de Ortuella no dejan lugar a dudas respecto a la tradición minera que traza calles y viviendas en los barrios de Cadegal y La Orconera. Las vagonetas y los mineros, las barrenas y el hollín, quedan reflejados en expresiones artísticas y monumentos que evocan una memoria rica en extracciones de hierro, en metalurgia y explotaciones que marcaron el pasado histórico y económico de la población a partir de la última década del siglo XIX. Vestigios como el Horno Apold-Fleisner, declarado bien de interés cultural por el Gobierno vasco, así lo atestiguan. Los yacimientos han marcado una orografía abrupta, accidentada, diseminando arroyos que suavizan la dureza del terreno. Los montes de Triano y el valle de Somorrostro abrigan con sus elevaciones cubiertas de tonalidades verdes un paraje industrial, realzando el contraste entre lo natural y el metal. La influencia minera provocó que se convirtiera Ortuella en uno de los focos del nacimiento del socialismo en la provincia. En 1887 se creó la primera Agrupación Socialista.

A escasos 3 kilómetros en línea recta, el municipio de Santurce, del que Ortuella se independizó en 1901, facilita el acceso a un mar Cantábrico de aguas inquietas. Un entorno paisajístico sobre cuyo respeto y mantenimiento predican las exposiciones del Centro de Interpretación Ambiental Peñas Negras.

La iglesia parroquial más grande del municipio, San Félix de Cantalicio, patrón de las fiestas mayores del pueblo, y la ermita de estilo indiano Santa María Magdalena de Nocedal, ambas edificadas en el siglo XIX, redundan en el patrimonio religioso del municipio. Las connotaciones lúdicas de la villa toman forma con la celebración de la Feria Agrícola y Ganadera, donde se recoge un muestrario autóctono de reses animales y productos de la huerta, siendo posible degustar uno de los platos típicos ortuellano, las contundentes y sabrosas judías rojas con morcilla.

A finales del siglo XX, se recuperaron en la localidad las tradicionales competiciones de barrenadores, interrumpidas en los años 30. En estas exhibiciones, hombres y mujeres agujerean con recias lanzas de acero los bloques de piedra, en una representación evocadora del trabajo de los antiguos mineros en los yacimientos que empleaban esta técnica, antes del uso de las máquinas, para la extracción del hierro.

Planes en Ortuella

Ver todos