Oviedo

Oviedo

Información turística: 984083800

Web información turística

Leopoldo Alas ‘Clarín’ la ‘envolvió’ para su mejor novela, ‘La Regenta’, con otro nombre en, quizá, el adjetivo que mejor define a esta singular ciudad por su historia: ‘Vetusta’. Pero no es el único. Oviedo es dinamismo, frescura, un lugar donde poder caminar en medio de una gran urbe y percibir el aroma de los lugares despejados o abiertos. 

Justo en el centro de su casco antiguo se levanta la Catedral de San Salvador, en una plaza donde la acompañan algunos de los edificios más nobles de la ciudad, como la capilla de la Balesquida, la casa de los Llanes y el Palacio del Marqués de Santa Cruz, el edificio civil más longevo de la villa.

Junto a esta plaza tenemos la de Porlier, el sitio donde un día levantó el castillo el rey Alfonso III, el Magno, y que ahora ocupa el edificio de la Telefónica. Allí se puede disfrutar del Palacio de Camposagrado, con fama de ser uno de los más bellos de todo El Principado. Haciendo manzana, la Universidad, por donde se paseara en su día ‘Clarín’. Pero Oviedo también es modernidad y ahí está, para demostrarlo el Palacio de Congresos levantado por Santiago Calatrava que se contrapone, sin solaparse, con el teatro Campoamor, toda una institución en la ciudad, donde cada año se entregan los premios Princesa de Asturias.

Oviedo es una ciudad única para quien disfrute de las capitales; pero de esas capitales  en las que la vida transcurre a otro ritmo. 

El origen de Oviedo lo atribuyen a un lugar muy concreto de la ciudad vieja, el arco del monasterio de San Vicente (cerca de la calle San Vicente), donde dos monjes fundaron un templo con el nombre de este santo.

Planes en Oviedo

Ver todos