Palacios del Sil

Palacios del Sil

Información turística: 987487001

Web información turística

Verdes valles en la cuenca alta del Sil, bosques de abedul a más de 1.300 metros de altitud, acebos, robledales rodeando prados y huertas; castros milenarios, puentes romanos sobre las aguas de un río cristalino, dos bellos embalses; cabañas de piedra y pizarra en verdes brañas, hórreos y ermitas de románico asturiano; montañas de 2.000 metros de altitud, águilas reales, osos pardos, urogallos.

Se puede hablar mucho de la belleza natural y de la historia tallada en piedra de esta espectacular comarca de Rivas del Sil, en el noroeste de León. El municipio y sus once localidades se ubican en un paraje idílico en el que la agricultura y ganadería han sido durante milenios parte esencial de su actividad. Los pequeños pueblos salpican de casas de piedra los prados y bosques de la ribera alta de un río que kilómetros abajo desembocará en el Miño.

Palacios debe su nombre a tres palacios que se ubicaban en sus calles. Hoy tan sólo queda uno, el de Marqués del Pino, de propiedad particular. Cabeza de Castro es el asentamiento romano y se encuentra en proceso de excavación: en 2016 los hallazgos dejaron a la luz una muralla de 2 metros de altura y restos de suelos empedrados y la pavimentación de cuarcita tubular y pizarra.

El municipio es también un paraíso gastronómico: el botillo berciano, las truchas, el caldo de castañas, el cabrito asado… Merece la pena una pausada visita para conocer con detalle todas sus recetas.