Poleñino

La sede de un importante hospital militar

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Este tranquilo pueblo de los Monegros, que se asienta sobre un cerro, huele al tomillo que crece abundantemente en sus alrededores. Su monumento religioso más destacado es la iglesia de la Asunción, en la que se mezclan dos estilos: el románico de la portada y el mudéjar de la torre. Comenzó a construirse en el siglo XII.

Durante la Guerra Civil, la Casa Torres-Solanot se convirtió en la sede del hospital de las Brigadas internacionales. De aquella época permanecen varios testimonios como el de la enfermera australiana Agnes Hodgson que escribió un libro titulado A una milla de Huesca, relatando su experiencia.

Es también un lugar idílico para los amantes de la naturaleza, ya que pueden dar un agradable paseo hasta el Salto de la Tinaja y caminar por el monte Mondón.

Localización