{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Quintanilla de Urz

Con San Isidro y San Pelayo

Compartir

Quintanilla de Urz está situado en un exuberante valle al norte de la provincia de Zamora y pertenece a la Comarca de Benavente y los Valles. Su terreno es desigual y está regado por el Arroyo Almucera. Dista de la capital 70,5 kilómetros por autovía. En su medio natural abundan la flora y la fauna, lo que junto a sus hermosos parajes, permite practicar varios deportes de naturaleza, incluyendo la caza y la pesca. La localidad fue fundada por los monarcas leoneses que la integraron en el reino de León, pasando más tarde a formar parte de las tierras del Conde de Benavente, hasta que en el primer tercio del siglo XIX fue incluida en la provincia de Zamora.

En el centro urbano destaca la Iglesia Parroquial de San Pelayo. Se dice que fue edificada en el siglo XVII por el Conde de Benavente para casar allí a su hija. Lo cierto es que es un edificio notable, entre otros detalles, por su gran espadaña barroca y su bello atrio porticado. En el interior alberga varios retablos barrocos con profusión de dorados. El segundo edificio es la Ermita de San Isidro, también del siglo XVII, aunque de apariencia más sencilla pero muy querida por el vecindario. Hay también una excelente fuente de piedra que los vecinos llaman la Fuente Destapada.

Las principales fiestas son las de San Isidro el 15 de mayo y las de San Pelayo el 26 de junio.