Rioseco de Soria

Refrescante mirada a un pasado romano

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Aunque el nombre indique lo contrario, quizá fue el abundante agua de la zona (el pueblo está regado por río Sequillo y abundan los arroyos, fuentes y manantiales) el motivo por el que los romanos eligieron estas tierras para fundar la villa de Los Quintanares, hermanada por proximidad con las también romanas Uxama y Numancia.

Muy cerca se hallan la vía Artúrica-Caesaraugusta y la fortaleza de Voluce, en la llanura de Calatañazor. La influencia romana también está presente en el calabozo que hay a la entrada del pueblo y en el rollo situado en la plaza mayor, construido a partir de tres columnas de mármol con fustes grises veteados. Originalmente ubicado en Los Quintanares fue Fernando VII en 1817, según reza la inscripción, quien mandó ubicarlo en el centro de la población. Precisamente de camino a Los Quintanares el visitante podrá admirar un sencillo molino de piedra, muy curioso porque es rectangular.

La iglesia de San Juan Bautista, de origen románico, y la también románica ermita de la Virgen del Barrio (rehabilitada en los siglos XVIII y XIX) completan una reconfortante visita.

Contacto

Localización