Una venta es el germen de Robledollano, localidad que creció a partir de ella desde finales del siglo XVI en un llano entre montes que, poblados de robledales, rondan los mil metros de altura. Hay numerosas muestras de arquitectura tradicional en las calles del pueblo, casas de dos alturas de mampostería y vigas de madera, que han soportado, en mejor o peor estado, los rigores del clima de la zona. Llama la atención su iglesia de San Blas, un pequeño templo construido en el siglo XVI reformado en varias ocasiones, y lo hace por su campanario, de hierro, construido a mediados del siglo pasado y al que el óxido ha dado bellas tonalidades cobrizas.

Contacto

Localización