Rosinos de la Requejada

Descubriendo antiguos castros

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Este municipio de la provincia de Zamora, de cuya capital dista 110 kilómetros por carretera, además de Rosinos de la Requejada, su cabecera, comprende las localidades de Anta de Rioconejos, Carbajalinos, Doney, Escudero, Gusándanos, Monterrubio, Rionegrito, Santiago de la Requejada y Villarejo de la Sierra. Pertenece a la Comarca de Sanabria y la Carballeda y está integrado en la Red Natura 2000 y en la Zona de Especial Proección para las Aves Sierra de la Cabrera. Es muy rico en flora arbórea, matorrales y pastos, regados por el río Negro y múltiples arroyos que posibilitan la existencia de una variada fauna, de mamíferos, anfibios, aves y peces, sobre todo de truchas.

La zona fue habitada ya en la Edad del Hierro, como muestran varios castros situados en el término municipal. Durante la Edad Media, los monarcas leoneses repoblaron la zona añadiéndola a su territorio. En la Edad Moderna pasó a formar parte de las tierras del Conde de Benavente hasta que, a mediados del siglo XIX, se integró en su totalidad en la provincia de Zamora.

Todas las localidades atesoran un rico patrimonio natural que merece la pena disfrutar paseando o practicando deportes de naturaleza. Es imprescindible visitar los castros Cerro de Peña Castriello, cercano a Doney, Valleciudad, en Santiago, y Peñas de la Cerca, en Rionegrito. En éste último pueden verse varios petroglifos. Las viviendas tradicionales, en piedra y pizarra, con grandes balconadas y portones en madera tallada, se encuentran en todo el municipio. Además hay diversos molinos, fuentes y hornos de pan. Los edificios religiosos, iglesias y ermitas de cada localidad presentan diversos estilos, siendo la más antigua la Iglesia de Rosinos, románica de los siglos XI al XIII. En sus interiores todas ellas conservan interesantes imágenes, ornamentos y retablos.  

Contacto

Localización