{{title}}
{{buttonText}}
1 /

San Pedro del Romeral

Viaje por territorio pasiego

Compartir

San Pedro del Romeral es la más occidental de las tres villas pasiegas, con San Roque de Riomiera y Vega de Pas, también quizá la menos conocida pero seguramente la que goza de más interés etnográfico por el mantenimiento de las costumbres trashumantes de sus habitantes. En estas tres localidades, sin olvidar la belleza de sus paisajes, la principal característica es una construcción, la cabaña pasiega. De ella no se puede desligar otro elemento característico del paisaje de esta comarca, la pared de piedra armada en seco que delimita la finca correspondiente a cada cabaña.

Esta corta trashumancia de pasto en pasto, llamada 'muda', era no solo para el ganado, también para la familia, que acompañaba a las vacas. Lamentablemente, esta práctica ganadera está desapareciendo y con ella el cuidado de las cabañas, bastantes de ellas amenazadas de ruina. Para llevar los enseres, el 'verde' que se le daba de comer a las vacas y a los niños, los pasiegos usaban el cuévano, un cesto grande y hondo, más ancho por la boca que por el fondo, trenzado con tiras de avellano, que se portaba a la espalda a modo de mochila.