{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Santa Colomba de las Monjas

Paraíso de chopos y fresnos entre dos ríos

Compartir

Esta localidad, situada al noreste de la provincia de Zamora, en la ribera del río Órbigo, en su punto de unión con el Esla, dista 75 kilómetros por autovía de su capital y sólo 3 de la ciudad de Benavente, a cuya comarca pertenece. Santa Colomba de las Monjas posee una gran riqueza paisajística proporcionada por sus arboledas de chopos y de fresnos, alguno con más de dos siglos de edad. Su cercanía a los dos ríos y su abundante fauna hacen de este lugar un paraíso para la pesca y la caza, así como para practicar deportes de naturaleza.

Durante el buen tiempo se puede disfrutar del Parque Abisinio y de sus zonas de ocio y merendero, o se puede utilizar el frontón para jugar un partido de pelota. Durante todo el año es aconsejable pasear por sus calles, en las que se puede ver un cilindro de época romana que pudo ser utilizado como rollo o picota, visitar su hermosa iglesia renacentista, en la que destaca su torre, y en su interior admirar su magnífico presbiterio, que luce una bóveda bellamente artesonada y un valioso retablo del siglo XVI.

El 1 de mayo los habitantes de Santa Colomba de las Monjas celebran la Romería de la Rogativa junto a los vecinos de otras localidades. La Fiesta de Santa Marina se celebra el 18 de julio y el 17 de enero los vecinos honran a San Antón con misa y bendición de los animales.

Localización